Seis personas fueron masacradas en el municipio López de Micay, Cauca

El párroco del corregimiento, Ariel Viáfara, aseguró que las víctimas eran simples campesinos, personas inocentes que se encontraban departiendo, que se dedicaban a las labores del campo y no le habían hecho daño a nadie.

Hombres armados llegaron al corregimiento San Antonio de Gurumendi, del municipio de López de Micay, departamento del Cauca, y dispararon indiscriminadamente contra las personas que se encontraban presentes en un billar del lugar.

Allí murieron cinco personas: Paola Germán, Érika Riascos y Esther Giovanni Valencia. Las otras dos, de sexo masculino, no han sido identificadas. Asimismo, dos personas resultaron heridas: Laura Riascos Suárez y Neifer Samuel Riascos Suárez. Además, dos personas fueron reportadas como desaparecidas.

Horas antes fue asesinado el excombatiente de las Farc Junior Rentería, de 23 años, en la cabecera municipal de López de Micay. Óscar Rodrigo Campo, gobernador del Cauca, señaló que en la zona de la desembocadura de los ríos Naya y Micay hay disputa entre grupos armados por ser esta un corredor estratégico para el transporte de clorhidrato de cocaína.

Al parecer, la gran mayoría de las víctimas son forasteras, pues no fueron reconocidas por las personas que habitan el corregimiento.

Las autoridades señalaron que todo parece indicar que se trata de un ajuste de cuentas entre disidencias de las Farc. Sobre la alteración del orden público, fuentes oficiales señalaron que en la región empezaron a hacer presencia Los Pelusos, que estarían asociados con carteles mexicanos de la droga para disputar el control territorial con paramilitares y disidencias.

Otra de las versiones que explicarían la masacre es la muerte a tiros del excombatiente de las Farc el pasado lunes, en horas de la mañana, en el casco urbano de López de Micay.

El párroco del corregimiento, Ariel Viáfara, aseguró que las víctimas eran simples campesinos, personas inocentes que se encontraban departiendo, que se dedicaban a las labores del campo y no le habían hecho daño a nadie.

Esta masacre tiene similitud con la ocurrida en el municipio de Argelia, también en el Cauca, donde fueron hallados los cadáveres de seis personas disidentes de las Farc.

La inseguridad campea en el departamento del Cauca. Y por si fuera poco, las Fuerza Pública fue atacada por las poblaciones de Argelia, El Patía y Suárez, en tres asonadas con las que intentó impedir que se realizaran acciones policiales y militares.

Ejército, Policía y Fiscalía iniciaron las investigaciones del caso.

Total
0
Shares
Previous Post

En Medellín, 3.242 personas han sido desplazadas en 2018, según la Personería

Next Post

Mataron a tiros al profesor indígena José Domingo Ulcué, de la comunidad Nasa de Santander de Quilichao

Related Posts