Semana en rojo para la seguridad en Bogotá: cuatro personas asesinadas entre miércoles y jueves

Imagen del lugar donde fueron asesinados el esmeraldero y su escolta. Tomada de El Tiempo.

12 marzo de 2021.- La inseguridad en la ciudad es evidente, los hechos violentos registrados en 48 horas así lo confirman, pareciera que la estrategia de seguridad basada en capturas, decomiso y control al crimen urbano no está dando resultados a pesar del esfuerzo institucional en cabeza de la alcaldesa Claudia López.

Asesinan un policía y al presunto sicario

El ataque armado se presentó el miércoles 10 de marzo en la carrera 7 con la calle 79, barrio El Nogal,

El patrullero de la Policía Nacional Edwin Caro fue asesinado, el compañero de este reaccionó y dio de baja a quien sería uno de los presuntos atacantes, el otro sujeto fue capturado, los dos son de nacionalidad venezolana afirma el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Video del asesinato de Edwin Caro, patrullero de la Policía.

Asesinan a un esmeraldero y su escolta

Este jueves 11 de marzo fueron asesinadas dos personas en la capital de Colombia, una más quedó herida, el hecho violento se registró en las horas de la tarde en la calle 17 con la carrera Quinta.

El ataque sicarial fue perpetrado por dos sujetos, el sicario se bajó de un vehículo al parecer de color rojo y accionó el arma de fuego de manera indiscriminada contra un esmeraldero y su escolta, el nombre del comerciante de gemas era Jorge Enrique Gómez, de 40 años, el occiso era cercano al zar de las esmeraldas Víctor Carranza, el escolta respondía al nombre de Luis Gamboa, según informó el periódico El Tiempo.

Sin embargo, informa la Policía que el sicario fue recogido por un individuo en una motocicleta.

La Policía trató de auxiliar a las víctimas, pero al parecer ya se encontraban muertas.

¿Estrategia de seguridad inoperante?

El actual comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá es el mayor general Oscar Antonio Gómez Heredia, el alto oficial estuvo al frente de la seguridad de Medellín y el resto del Valle de Aburrá, aunque tuvo algunos aciertos es claro que la estrategia de seguridad que impulso no desmanteló el crimen urbano y rural en la subregión, fue una estrategia basada en controlar más no en desmantelar.

Contexto

«Son los policías los autores de la doble desaparición forzada en Bello… »

Por esta razón en la actualidad se mantienen activas en la ciudad de Medellín unas 350 bandas, en la subregión serían 500, alineadas la mayoría a la Oficina del Valle de Aburrá, a través de sus dos líneas militares, la Alianza Criminal del Norte o Línea Mayoritaria y la Confederación Criminal de Medellín o Línea Minoritaria, además de la presencia de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, cuya existencia fue siempre fue negada por el alto oficial.

Contexto

Homicidios no cesan y la ilegalidad se fortalece en el occidente de Medellín

Podría estar ocurriendo que este modelo de seguridad erróneo aplicado en Medellín se esté calcando en la ciudad capital.

Contexto

Medellín está en jaque frente al gigantesco poder de fuego de ‘La Oficina’

Uno de los mayores agravantes es que la institucionalidad capitalina no quiere reconocer que hay poderosas estructuras criminales de varias partes del país y del mundo haciendo presencia en Bogotá, eso significa que la criminalidad que actúa en el territorio va más allá de raponeros, fleteros, cosquilleros y unos criminales llegados de Venezuela y otros países de América Latina, Europa, Norte América y Asia.

¿Será que olvida la institucionalidad la existencia de bandas criminales como la banda de la 38, El Mesa, Las AGC, Los Rastrojos, La Terraza, Yeico Masacre, Los Meleán, La Oficina, entre otros?

¿Quién está matando policías y descuartizando gente en Bogotá?

Semana en rojo para la seguridad en Bogotá, podría convertirse en un año 2021 en rojo, negar la realidad no es conveniente.

En contexto

¿Hay bandas criminales de alcance nacional delinquiendo en Bogotá?

« Nosotros hemos encontrado dentro de este análisis que iniciamos que hay unas estructuras locales que se dedican al hurto, a la extorsión, al homicidio, pero también hay unas que se dedican a la venta de estupefacientes y han tenido apoyo de otras jurisdicciones. Hay estructuras que inclusive vienen de Medellín, están ‘los del Mesa’, que es un grupo bastante fuerte en Bello, pero que también tiene influencia en toda el área metropolitana, y no solamente en Bogotá, sino en nuestro país. Y hemos identificado aquí, especialmente en Soacha y en Bosa y Ciudad Bolívar, la presencia de esta banda.» (Extracto tomado del artículo de El Tiempo, Los hurtos, la prioridad del Comandante de la Policía de Bogotá).

Total
5
Shares
Previous Post

Presidente de Parlamento venezolano repite invitación a opositores a dialogar

Next Post

Académicos piden a Biden abandonar el respaldo a la fumigación aérea en Colombia

Related Posts