Siete personas fueron asesinadas en Remedios, Antioquia, municipio del Nordeste antioqueño, en el transcurso de una semana.

A tres de ellas las asesinaron en el casco urbano y a las cuatro restantes en zona rural, en el sitio conocido como Carrizal. El caso más reciente se registró el pasado martes 25 de junio de 2019, a eso de las tres de la tarde. La víctima fue identificada como Kevin Estrada, quien se desempeñaba como mecánico en la localidad.

El lunes 24 de junio en el mismo sector de Carrizal también fueron asesinados Efraín Pineda Robledo, de la comunidad Lgbti y quien era conocido como Valentina; y Lealdo Antonio Salas, de 22 años de edad. Asimismo, una muerte más se sumaría en el municipio de Segovia.

Según el periódico virtual El Nordesteño, las autoridades poco o nada hacen para remediar la situación. Agrega que, teniendo en cuenta el número de habitantes en Segovia (60 mil habitantes) y Remedios (40 mil hab.) y haciendo una proyección, Segovia sería el municipio que ocuparía el primer lugar en el número de asesinatos, superando inclusive a Bello y a Medellín. “Solo bastaría con tener los resultados arrojados por el hospital, las funerarias y la morgue , donde las estadísticas muestran una cruel realidad”.

Tomado de El Nordesteño