Siguen siendo días de muerte los que se viven en Bello

El general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana señaló que, al parecer, el hecho en el que falleció el profesor Caro está relacionado con la confrontación entre presuntos delincuentes de la zona. Agregó que, sin embargo, el caso es materia de investigación.

En el municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá, se llegó a la lúgubre cifra de 27 homicidios en lo que va corrido del año 2019. El caso más reciente se registró este lunes festivo 25 de marzo en la diagonal 57 con avenida 47B, sector el Congolo del barrio Niquía.

A eso de las 8:30 de la noche fue asesinado el señor Lucas Caro Gómez, de 31 años, quien fue abordado por sicarios que le dispararon en por lo menos seis oportunidades. La Policía lo transportó en un taxi hasta un centro médico, pero la víctima llegó al lugar sin signos vitales.

Trascendió que Caro Gómez era un destacado profesor de rugby muy querido por sus alumnos, compañeros, colegas y familiares. “Se dedicaba solo al deporte y no tenía problemas con nadie”, expresó uno de sus allegados. “Un señor en todo sentido. Hasta siempre profe Lucas”, escribió en Twitter Carlos Muñoz.

El único pecado del profesor Caro fue salir a esa hora a guardar su moto en una zona altamente peligrosa. Lo anterior permite inferir que en ese barrio, donde se escenifica una guerra cruenta entre bandas ilegales por el control territorial, se está aplicando la funesta ley de las fronteras invisibles.

El general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana señaló que, al parecer, el hecho en el que falleció el profesor Caro está relacionado con la confrontación entre presuntos delincuentes de la zona. Agregó que, sin embargo, el caso es materia de investigación.

Por su parte, el coronel Pablo Ruiz, subcomandante de la Policía Metropolitana, indicó que el fin de semana violento que se escenificó en el Valle de Aburrá este fin de semana obedeció principalmente a intolerancia y a la ingesta incontrolada de licor.

En otro hecho aislado, ocurrido en horas de la mañana de este mismo día lunes 25 de marzo, en la vereda Chachafruto, de Bello, en la vía que conduce al municipio de San Pedro de los Milagros, fue apuñalado un hombre de 28 años de quien no trascendió su identidad, pues no le fueron hallados sus documentos.

Asimismo, el pasado sábado 23 de marzo fue baleado Jerson Alexis Maya Arboleda en la diagonal 62 con avenida 42, barrio Niquía. El suceso se presentó a eso de las 9 de la noche. La víctima fue trasladada a un centro médico, en el que murió al día siguiente, domingo 24 de marzo, debido a la gravedad de las heridas.

Cabe recordar que el cadáver de un hombre que fue hallado decapitado y cubierto con bolsas en una motocarga en el barrio Niquía, el pasado miércoles 20 de marzo, y de quien no se supo su nombre, fue identificado como Luis Jarlin Echavarría Jaramillo, de 29 años, quien estaba desaparecido desde tres días atrás.

Finalmente, del joven Julián Velásquez Grisales, de 15 años, aún no se tienen noticias. La secretaria de Gobierno de Bello, Adriana Salas, informó hace un par de días que por información que conduzca a su liberación se ofrece una recompensa de 10 millones de pesos.

En la actualidad, más de diez bandas ilegales tienen asiento en el municipio de Bello y a ellas se les atribuye el incremento de la violencia.

Total
0
Shares
Previous Post

En video. Capturados cinco menores que dispararon contra la Policía en Niquía

Next Post

Cadáver envuelto en bolsas fue hallado en San Isidro, comuna 4 de Medellín

Related Posts