A sus 16 años, Greta Thunberg ha cautivado al mundo con sus discursos en la cumbre sobre el clima en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en donde ha reclamado a los líderes políticos limitar el calentamiento del planeta.

Pero no solo sus planteamientos han sido los protagonistas. Al viralizarse sus palabras en redes sociales, ha sido cruelmente criticada por su manera de gesticular y sus emociones, los cuales son parte de los síntomas del Síndrome de Asperger, trastorno calificado como el más leve del espectro autista.

Greta Thunberg reconoce tenerlo y no lo considera una “enfermedad”, en su cuenta de Twitter señaló: “Según en qué circunstancias, ser diferente es un superpoder».

¿Qué es el síndrome de Asperger?

Es un trastorno del desarrollo, englobado dentro de los trastornos del espectro autista, que se caracteriza por las dificultades que el individuo tiene en el ámbito de la comunicación y la interacción social, de acuerdo con Instituto de Neurología Cognitiva (INECO).

Tiene su origen en la etapa prenatal, es decir, antes del nacimiento, y se debe a que hay anormalidades en la formación y funcionamiento de los circuitos de las neuronas cerebrales.

Las personas con Síndrome de Asperger no presentan déficit intelectual pero sí ven mermada su habilidad para socializar, para comprender las emociones y manifestar las suyas.

Características

*Intereses limitados
*Rutinas repetitivas
*Peculiaridades en el lenguaje (conversaciones restringidas a un solo tema y léxico formal)
*Gestos involuntarios
*Problemas con la comunicación no verbal
*No establecen contacto visual
*Movimientos repetitivos y no coordinados

¿Qué causa el síndrome de Asperger?

Tiene una base biológica y hay un componente hereditario. Es frecuente que existan más asos de trastorno del espectro autista en una misma familia.

Detección y tratamiento

No existe ningún examen o prueba, que sirva para hacer el diagnóstico. Los estudios especiales como electroencefalograma o tomografía, sólo se tendrían que llevar a cabo, cuando se sospeche de alguna otra enfermedad y de verdad se requiera hacerlos, pero no son útiles para este síndrome.

Por lo general se buscan los comportamientos, además de los ya mencionados, que ayuden a identificarlo, como:

*Retraimiento
*No responde ante ser llamado por su nombre
*Incapacidad para usar gestos para apuntar o mostrar
*Dificultades en el juego con otros
*Desinterés en los compañeros

Una vez identificado el síndrome, es importante iniciar el tratamiento, puesto que mientras más pronto se lleve a cabo hay mayores posibilidades de rehabilitación. Generalmente, se realiza por un grupo interdisciplinario, donde interviene al menos un médico especializado, un psicólogo, fisioterapeuta, logoterapeuta y en algunos casos un neurólogo.

Si notas que tu hijo cursa con algunos de estos síntomas, es conveniente acudir con un especialista, para que haga una valoración de su caso, y se establezca el tratamiento apropiado para ello.

Tomado de Excelsior