Una jornada violenta con cuatro asesinatos se escenificó en el municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá, este domingo 2 de junio. En diferentes sectores de esa municipalidad mataron a cuatro hombres entre los 20 y los 69 años de edad.

El primer evento fatídico se registró a las 3:30 de la mañana en una cigarrería de la calle 58 con carrera 62A, barrio Playa Rica, sector Obra 2000. En el lugar fue hallado el cadáver de Manuel Tiberio Salazar Tobón, de 69 años.

En principio se reportó un incendio en el establecimiento. Cuando las autoridades ingresaron luego de extinguirse el fuego encontraron el cuerpo y la primera hipótesis es que la víctima murió por causa de las llamas. Pero los peritos le hallaron varios golpes contundentes en diferentes partes del cuerpo.

Por lo tanto, la investigación avanza en la teoría dos: que un grupo de hombres que se encontraba en ese establecimiento a esa hora cometió hurto, asesinó a don Manuel, que solo llevaba cuatro meses administrando el sitio, y luego prendió fuego al lugar para ocultar la evidencia.

El siguiente hecho fue reportado a las siete de la mañana, esta vez en la avenida 47B con diagonal 59, barrio los Ángeles de Niquía. Dentro de un vehículo Hyundi Accent color gris, placa LAM 852, a eso de las 5:00 a.m., en el asiento trasero, fue avistado por vecinos del lugar el cadáver de un hombre de entre 35 y 40 años de quien no trascendió su identidad, pues no portaba documentos.

El cuerpo presentaba varias heridas producidas con arma de fuego y arma blanca. El carro fue reportado como hurtado 24 horas antes. Se desconocen circunstancias, responsables y autores de este crimen, que es materia de investigación.

Luego, a las 10:10 a.m., se realizó la inspección técnica al cadáver de un hombre de entre 20 y 25 años, quien fue hallado muerto y con heridas de arma de fuego en una zona de abundante vegetación en la vereda La China, del corregimiento San Félix, en el suroccidente del municipio. Su identidad no trascendió, pues no le fueron encontrados sus documentos.

Finalmente, a las 8 de la noche fue apuñalado Julián Andrés Díaz Aguirre, de 34 años. Esto ocurrió en la carrera 65 con calle 75, barrio Villa del Sol, a unas pocas cuadras de donde fue asesinado el mensajero Esteban Sánchez Sánchez, de 23 años de edad, el pasado 4 de mayo, por integrantes del combo Pachelly.

Con estos hechos de sangre, el número de homicidios perpetrados en Bello en lo corrido de 2019 ascendió a 71.