Tres heridos de gravedad, uno con muerte cerebral, asonada: saldo de noche trágica en Belén Zafra

Compartir:
Solo en horas de la tarde-noche la familia pudo salir del encierro con ayuda de la Policía. Es preocupante lo que sucedió en el barrio Belén Zafra, donde al parecer los delincuentes son los amos y señores de doce cuadras, que son las que conforman el barrio Belén Zafra, y, todo parece indicar, no hay autoridad que lo impida.
Compartir:
Compartir:

Tres personas heridas de gravedad, uno de ellos reportados con muerte cerebral y una asonada con la que la comunidad impidió realizar la inspección técnica al lugar y capturar a los responsables de actos criminales e ilegales cometidos en el barrio Zafra, de la comuna 16, Belén, es el saldo de una noche angustiosa, agitada y trágica.

En el sitio conocido como el Chispero, del sector Sucre del barrio Belén Zafra, comuna 16 de Medellín, entre las carreras 83 y 86, y las calles 21 y 24, la madrugada de este martes 1 de enero, en medio de las celebraciones del Año Nuevo, se realizaba una fiesta en vía pública con quema de pólvora, disparos al aire, música a todo volumen, asados y consumo de licor y estupefacientes.

De ese sitio salieron tres sujetos, identificados preliminarmente como alias El Negro, alias Dayron y alias Ñaqui, armados con armas de fuego, se dirigieron hacia una vivienda del sector y sin mediar palabra dispararon contra los allí presentes.

Tres jóvenes resultaron gravemente heridos. Con muchas dificultades fueron trasladados a un centro médico. Dos de ellos se encuentran estables. El tercero, de nombre Hugo León Galindo Restrepo, lamentablemente fue diagnosticado con muerte cerebral.

La Policía Nacional y el CTI de la Fiscalía intentaron llegar al lugar del ataque sicarial, pero los habitantes del sitio, en medio de la rumba en la que estaban, impidieron que las autoridades realizaran su trabajo. Horas después, a las 10 de la mañana de ese mismo día, el CTI intentó de nuevo llegar al sitio, pero los vecinos se amotinaron y con una asonada (lanzando botellas, piedras y con disparos que al parecer se hicieron al aire) impidieron de nuevo que se realizara el trabajo de campo judicial y que fueron capturados los presuntos asesinos, quienes se encontraban en el jolgorio. Los bandidos obligaron a la familia de las víctimas a encerrarse en el inmueble.

Solo en horas de la tarde-noche la familia pudo salir del encierro con ayuda de la Policía. Es preocupante lo que sucedió en el barrio Belén Zafra, donde al parecer los delincuentes son los amos y señores de doce cuadras, que son las que conforman el barrio Belén Zafra, y, todo parece indicar, no hay autoridad que lo impida.

Compartir:
Total
0
Shares