Por solicitud de la Fiscalía, un juez de control de garantías de Bogotá impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de tres integrantes de la Policía Nacional y dos civiles, por los delitos de concierto para delinquir, hurto agravado y calificado y extorsión agravada.

Estas personas harían parte de una organización delincuencial denominada Los Boyacos, que estaría vinculada al hurto de inmuebles y vehículos, y a la comisión de extorsiones.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía y la Policía Nacional, mediante la modalidad de suplantación de autoridad, utilización de prendas de uso privativo de la Policía Nacional y con consentimiento de servidores públicos de esa institución, simulaban allanamientos, órdenes de captura o decomisos e incautaciones de vehículos, para cometer hurtos.

Un fiscal de la Estructura de Apoyo de la Dirección Seccional de Bogotá, con apoyo de la Dijín, logró la asociación de varios eventos ocurridos desde junio hasta octubre de 2018, en los cuales el hurto fue calculado en aproximadamente 500 millones de pesos.

En la investigación permitió identificar que el presunto cabecilla de la organización era un expolicía, identificado como José Edwin Vera Vera, alias el Loco, y que entre sus otros integrantes había servidores activos de la Policía Nacional, que supuestamente ejercían de manera ilegal su actividad policial.

Entre el 7 y el 8 de marzo últimos, se logró la aprehensión de los hoy asegurados:
-Capitán Andrés Felipe Vera Escobar
-Intendente Celio Elías Zuluaga Arias
-Patrullero Wilmer Mahecha Olaya
-José Edwin Vera Vera (civil)
-Luis Ariel Cusguen Rocha (civil)

Igualmente, fueron capturados dos subintendentes, dos intendentes y otro patrullero. En audiencias concentradas este 14 de marzo, los civiles aceptaron cargos. Vera Vera fue enviado a la Cárcel Picota y Cusguen Rocha a la Cárcel Modelo.

Por su parte, los uniformados Vera Escobar, Mahecha Olaya y Zuluaga Arias cumplirán la medida de aseguramiento en la Cárcel de Facatativá. Los demás uniformados fueron dejados en libertad pero continúan vinculados al proceso.