El presidente estadounidense, Donald Trump, abusó de su poder al presionar a Ucrania para que investigara a los demócratas y obstruyó la investigación del Congreso en su contra, concluyó este martes un informe de la Cámara Baja que servirá de base para abrir un probable juicio político contra el mandatario.

El alegato contra Trump, publicado por el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja después de una investigación de más de dos meses, ayudará al Comité Judicial del hemiciclo a decidir si redacta cargos contra el presidente y recomienda que se inicie un juicio político en su contra.

«Las pruebas de la negligencia del presidente son abrumadoras, y también lo son las pruebas de su obstrucción al Congreso», indica el informe, de 300 páginas y redactado por la oposición demócrata.

UNA CRECIENTE PRESIÓN A UCRANIA

El documento relata la supuesta «campaña de varios meses» de la Casa Blanca para conseguir que el Gobierno ucraniano anunciara públicamente una investigación de uno de los posibles rivales de Trump en las elecciones de 2020, el exvicepresidente estadounidense Joe Biden.

«(Trump) intentó socavar la integridad del proceso de las elecciones presidenciales de EE.UU., y puso en peligro la seguridad nacional» de su país al «subvertir la política exterior hacia Ucrania», recalca el Comité de Inteligencia.

Según el informe, hubo un «‘crescendo’ drástico» en las presiones a Ucrania desde la llamada de Trump en julio al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y hasta que el tema salió a la luz en septiembre gracias a la denuncia de un informante anónimo.

En ese plazo, altos cargos estadounidenses -incluidos el vicepresidente, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo,- se implicaron en «un intento de extraer de un país extranjero los beneficios políticos que buscaba el presidente», indica el texto.

«Para convencer al presidente ucraniano de que le hiciera el trabajo electoral sucio, el presidente Trump condicionó dos actos oficiales a un anuncio público de las investigaciones (de Biden): una cotizada visita a la Casa Blanca y asistencia militar crucial que Ucrania necesitaba para luchar contra Rusia», resume el informe.

LA ORDEN VINO DE LO MÁS ALTO

Trump ha negado que la suspensión este año de la entrega de casi 400 millones de dólares en ayuda a Ucrania o su reticencia a programar una reunión con Zelenski tuvieran que ver con su insistencia en que Kiev investigara a Biden.

Sin embargo, casi una decena de testigos han apuntado durante la investigación que sí lo hizo, y el informe alega que el responsable de ese chantaje a Ucrania es el propio presidente, y no únicamente figuras cercanas a él, como su abogado personal, Rudy Giuliani.

«Múltiples testigos han testificado que el condicionamiento de una reunión en el Despacho Oval al anuncio de investigaciones para beneficiar la campaña de reelección del presidente vino de lo más alto: del presidente Trump», señala el texto.

OBSTRUCCIÓN «SIN PRECEDENTES»

El informe también acusa a Trump de orquestar un esfuerzo «sin precedentes» para obstruir la investigación en su contra en el Congreso, una acusación que puede dar pie a un cargo o artículo de juicio político específico sobre ese tema.

Trump es «el primero y único presidente en la historia estadounidense que desafía abierta e indiscriminadamente todos los aspectos del proceso constitucional para un juicio político, al ordenar a todas las agencias y funcionarios federales que no cumplan con peticiones voluntarias u obligatorias» del Congreso, señala.

RIESGO DE MÁS INTERFERENCIA EXTRANJERA EN 2020

Aunque algunos testigos clave, como el exasesor presidencial John Bolton, están esperando todavía que un tribunal decida si deben cooperar con la investigación, el Comité de Inteligencia explicó que ha decidido no tardar más en presentar su informe porque teme que Trump vuelva a solicitar influencia extranjera en las elecciones.

«Al declarar que su llamada con Zelenski fue ‘perfecta’, el presidente Trump ha demostrado una voluntad de usar el poder de su oficina para buscar una interferencia extranjera en nuestras próximas elecciones. Dada esa amenaza (…), no podemos esperar» a conseguir más testimonios, indica el informe.

El presidente del Comité de Inteligencia, el demócrata Adam Schiff, dijo además en una conferencia de prensa que está «gravemente preocupado» de que si el Congreso «acepta» lo que hizo Trump, no solo «invita más corrupción de las elecciones por parte de este presidente, sino también por parte del próximo».

Trump, que unas horas antes había llamado a Schiff «maníaco» y un «humano trastornado» con complejos, no reaccionó personalmente al informe, pero su portavoz, Stephanie Grisham, opinó que el documento parece «la diatriba de un bloguero», porque «no hay pruebas de nada».

EFE