Tres casas en las que se vendían toda clase de estupefacientes, como marihuana, cripa, cocaína, pepas y bazuco, y en la que además se ocultaban los bandidos, fueron demolidas en el municipio de Caucasia, Bajo Cauca antioqueño.

En esos inmuebles fueron realizadas varias diligencias de registro y allanamiento donde se lograron capturas en flagrancia e incautación de estupefacientes, de igual manera servían como sitio de consumo y escondite de los delincuentes después de la comisión de diferentes delitos como hurto, consumo de droga entre otros.

“En estas ollas se han dedicado a enfermar y a contaminar a los jóvenes del departamento, por eso hemos trabajado de manera frontal en contra de la venta de drogas e iremos a la captura de quienes la comercializan”, afirmó el coronel Giovanny Buitrago Beltrán, comandante de departamento de Policía Antioquia.

Las demoliciones se llevaron a cabo en los barrios La Esperanza y Pueblo Nuevo.