Un acto masivo por el aniversario de la revolución sandinista se suspende por el coronavirus

En la imagen un registro de la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, quien informó que los sandinistas celebrarán la efeméride de manera virtual y con un concierto que será transmitido por el estatal Canal 6 de televisión. EFE/Jorge Torres/Archivo
Compartir:

Managua, 8 de julio.- El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) decidió suspender el tradicional acto masivo por el aniversario de la revolución popular el próximo 19 de julio debido a la pandemia del coronavirus, informó este miércoles el Gobierno de Nicaragua.

En lugar de conmemorar el 41 aniversario de la revolución popular con un acto presencial en la Plaza de la Fe Juan Pablo II, en Managua, encabezado por el presidente del país, Daniel Ortega, los sandinistas lo celebrarán de manera virtual y con un concierto que será transmitido por el estatal Canal 6 de la televisión, dijo la vicepresidenta Rosario Murillo.

Es la primera vez en 41 años que los sandinistas no conmemorarán con un acto de masas el aniversario de la revolución, evento al que, entre otros, han acudido los fallecidos presidentes Fidel Castro (Cuba) y Hugo Chávez (Venezuela), entre otros jefes de Estado, así como representantes de izquierda de América Latina y el Caribe.

“Se están reuniendo artistas jóvenes, y jóvenes de siempre (adultos mayores), que están realizando grabaciones para que el día 18 de julio, la vigilia sea transmitida desde el Canal 6, y con nuestros cantos, flores, recuerdos, y nuestro afán de futuro, celebremos en grande el 41/19 (cuadragésimo primer aniversario)”, indicó Murillo, esposa de Ortega, a través de medios del Gobierno.

Anualmente, los sandinistas conmemoraban con un acto de masas en la Plaza de la Fe Juan Pablo II, o en la Plaza de la Revolución, en Managua, el aniversario del derrocamiento de la dictadura de los Somoza (1937-1979).

El 19 de julio es un día de fiesta nacional en Nicaragua que se celebra desde 1980, cuando fue decretado por el primer Gobierno sandinista para recordar el derrocamiento armado de los Somoza.

La fiesta sandinista se mantuvo inalterable aún cuando Ortega, que coordinó una Junta de Gobierno de 1979 a 1984, y presidió por primera vez el país de 1985 a 1990, perdió el poder en las elecciones de 1990 ante Violeta Barrios de Chamorro.

Durante los 16 años que el FSLN se mantuvo en la oposición, entre 1990 y 2006, el aniversario de la revolución siempre se conmemoró con un acto de masas encabezado por Ortega, y los Gobiernos liberales de derecha respetaron el día como un feriado nacional.

NO MOSTRARÁN “MÚSCULO POLÍTICO”

Tras una asistencia menor en 2018, tras un levantamiento popular contra Ortega que dejó cientos de muertos, presos o desaparecidos, los sandinistas volvieron a rebasar la Plaza de la Fe en 2019 para celebrar el suceso histórico, que esta vez será interrumpido por la pandemia de COVID-19.

Los sandinistas, que suelen ver en las multitudes el “músculo político” de Ortega, fueron animados por Murillo, quien dijo que celebrarán “como se puede celebrar ahora”.

“Eso no le resta entusiasmo a nuestros corazones, todo lo contrario, hacemos lo que tenemos que hacer, y como lo podemos hacer, en estas circunstancias”, alegó.

Una decisión similar ya había sido tomada por Ortega el viernes pasado, cuando suspendió repentinamente la segunda fiesta sandinista más importante del año, conocida como “el repliegue”, que pasó de ser una celebración que abarcaba dos ciudades a un concierto apenas advertido en las redes sociales.

El 13 de marzo pasado el Gobierno llamó la atención por celebrar una marcha multitudinaria denominada “Amor en tiempos del Covid-19”, similar a un carnaval, a la que asistieron miles de sandinistas y empleados del Estado, atendiendo un llamado de Ortega y Murillo, quienes, sin embargo, no hicieron presencia.

Cuatro días después, el Ministerio de Salud anunció que la pandemia había alcanzado a Nicaragua.

Ortega, un exguerrillero de 74 años, no ha participado en ningún acto de masas desde entonces, pese a que su Gobierno promueve actividades públicas, visitas casa a casa y aglomeraciones.

EFE

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

1-3. El VAR y Cazorla destrozan al Getafe

Next Post

Brasil sobrepasa 1,7 millones de casos de COVID-19 y roza las 68.000 muertes

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: