Un exintegrante del CTI está en la lista Clinton por nexos con la banda la Oficina

249
Compartir Noticia

La foto de Wilton César Hernández Durango fue publicada en el más reciente informe del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y en el que se divulga los nombres de algunos integrantes y colaboradores de la llamada Oficina del Valle de Aburrá, del ala de alias Maracuyá, remoquete de Javier García Rojas, quien es señalado como líder de esa agrupación ilegal dedicada al narcotráfico.

Conocido con el remoquete de Alfa, Wilton César, quien recibió entrenamiento del FBI, fue el investigador que contrató el general retirado Luis Eduardo Martínez para que le ayudara en su defensa por supuestos vínculos con el narcotráfico.

Una vez conoció la información del Tesoro, el oficial en retiro aseguró que su relación con Wilton fue solamente laboral. Su situación, de paso, se complicó más.

Wilton César Hernández Durango fue investigador del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, lo que a juicio de los capos del espionaje gringo, significa que el ente acusador colombiano estaría infiltrado por la mafia desde hace unas décadas.

El investigador renunció a la Fiscalía en 2013 después de pertenecer a esa institución durante 17 años. Desde entonces empezó a viajar a Miami con mucha frecuencia.

En la Fiscalía se sorprendieron cuando se enteraron que en el Specially Designated Narcotis Traffickers, la lista negra gringa más conocida como Lista Clinton, figuraba uno de sus hombres más destacados.

Este exagente fue contratado en 2016 por el general Luis Eduardo Martínez, ahora asesor de empresas de vigilancia, para que le ayudara en su defensa, puesto que el oficial fue acusado por la justicia norteamericana de colaborar con la Oficina cuando fue comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

El exinvestigador, según la Lista Clinton, sería propietario de Euromecánica, empresa que estaría lavando activos. En el listado reciente, aparece junto a empresas como Agroconstrucciones La Palmera, Inversiones Pinzón y Agricultura Global, al parecer, todas de propiedad de José Bayron Piedrahíta Ceballos, el gran capo de la mafia, capturado el viernes 29 de septiembre de 2017 en una suntuosa finca, Hacienda La Contadora, en Caucasia, Antioquia.

Piedrahíta, exsubteniente del Ejército, es el centro de ese entramado que investiga El Tesoro norteamericano y de quien el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos asoció con el cartel de Cali desde los años 90. Para entonces, Pablo Escobar lo obligó a irse de Medellín.

Sigal Mandelker, subsecretario del Tesoro para Terrorismo y Finanzas Inteligencia, en una intervención para periodistas, dijo esta misma semana que un empleado de Piedrahita Ceballos, Wilton Cesar, “es un exagente de la ley colombiana que trabaja en coordinación con Javier y Ruth García Rojas para interrumpir los esfuerzos colombianos para investigar a Piedrahita Ceballos”.

Por lo pronto, para la justicia estadounidense Hernández Durango es un cómplice de Piedrahíta, cuyas actividades ilícitas incluyen lavado de dinero, extorsión y asesinato por contrato. Por apoyar a grupos ilegales de Medellín han sido capturados los agentes del CTI Gustavo Bermúdez, Norbey Muñoz, Norbeiro Romero y Gelber Robledo, investigadores del ente acusador.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here