Un millar de tunecinos protestan contra la disolución del Parlamento

EFE/EPA/MOHAMED MESSARA
Compartir:

Túnez, 10 de abril de 2022 – Cerca de un millar de tunecinos salieron este domingo a las calles de la capital del país para protestar contra la disolución del Parlamento, adoptada el pasado 30 de marzo por el presidente de la República, Kais Said, y las medidas judiciales contra los diputados que celebraron un sesión parlamentaria para anular las medidas excepcionales.

Con motivo del Día Nacional de los Mártires- que conmemora las protestas sociales de 1938 contra las autoridades coloniales francesas y en defensa de un “Parlamento tunecino”- el movimiento opositor “Ciudadanos contra el golpe de Estado” movilizó desde militantes del partido islamista Ennahda – principal fuerza parlamentaria- hasta representantes de la izquierda como el Partido Republicano.

“En 1938 los tunecinos salieron a la calle para exigir un Parlamento y estos mismos tunecinos protestan hoy contra la decisión unilateral de Said, que es una iniciativa anticonstitucional”, declaró a Efe el líder del colectivo Jaouhar Ben Mbarek, que recordó que, según la constitución, la Asamblea debe permanecer en sesión permanente durante todo el periodo de Estado de excepción.

Ben Mbarek lanzó un llamamiento a todas las personalidades políticas para formar un frente democrático “sólido”, que conduzca al país a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas a través de un diálogo nacional inclusivo y la formación de un gobierno de transición con un mandato de entre seis meses y un año.

EFE/EPA/MOHAMED MESSARA

“Said quiso camuflar su golpe de Estado con la suspensión del Parlamento pero su objetivo inicial era paralizar el proceso democrático que Túnez había iniciado en 2011. Nosotros hemos respetado en todo momento la constitución, que fue consensuada entre la mayoría de partidos y fuerzas nacionales”, defendió la antigua vicepresidenta de la Cámara, Samira Chaouachi, en declaraciones a Efe.

EFE/EPA/MOHAMED MESSARA

La exdiputada denunció que los 121 diputados que participaron en la sesión parlamentaria a distancia para anular los decretos presidenciales adoptados durante el periodo de Excepción, son acusados de “complot contra el Estado” y se enfrentan a condenas que pueden llegar hasta la pena capital.

Pocas horas después del voto, media docena de diputados fueron convocados por la brigada antiterrorista mientras que Said disolvió la Cámara- que se encontraba suspendida desde julio- y anunció que no habrá elecciones legislativas anticipadas en un plazo máximo de 90 días, tal y como recoge la Constitución, por lo que los comicios se mantienen el 17 de diciembre.

El pasado 25 de julio el mandatario anunció el Estado de excepción- que incluyó el cese del primer ministro y la suspensión de la Asamblea- “para recuperar la paz social”.

Una decisión considerada por la mayoría de partidos políticos como “golpe de Estado”, mientras otros creen que se trata de una “rectificación” de la revolución de 2011 que puso fin a las dos décadas del régimen autócrata de Zine El Abidine Ben Ali.

EFE

Compartir:
Total
1
Shares