Varias detonaciones de disparos se escucharon la noche del 21 de mayo a las 11 de la noche. Correspondieron a una balacera que sucedió en el puente fronterizo que divide a los barrios Laureano Gómez y Comuneros de Cali.

Este lugar se conoce como uno donde se reúnen numerosas personas para reciclar, consumir alucinógenos y dormir en cualquier rincón o debajo de una estructura metálica y de cemento que hay en el área.

Manix Alfonso Díaz Bonilla, de 21 años de edad, falleció en el lugar de los hechos. Al parecer, esta persona se dedicaba a hacer reciclaje en la zona. Por otro lado, Gilbert Orlando Angulo, reciclador, y Antonio de Jesús Campiño Arboleda y Robinson Garay Valderrama, habitantes de calle, presentaron heridas mas salieron ilesos.

Los hechos serán investigados por la Fiscalía.