Un tribunal africano permite a Tanzania expulsar a masáis de sus tierras

Narok (Kenya), 23/06/2022.- A Tanzanian Maasai man hides his face during an interview after fleeing to Kenya for treatment and safety at a remote village bordering Kenya and Tanzania in Narok, Kenya, 23 June 2022 (issued 27 June 2022). Thousands of Maasai people have been flocking to the border between Tanzania and Kenya in recent weeks, as the Tanzanian government continues its attempts to evict members of the Nilotic ethnic group from their ancestral lands in the northern town of Loliondo. More than 2,000 Maasai crossed the border between the two countries after the outbreak of violence on 10 June, according to Kenyan activists’Äô count. The eviction of the communities in Loliondo in the northern district of Ngorongoro threatens more than 70,000 people, according to the United Nations. (Kenia, Estados Unidos) EFE/EPA/Daniel Irungu
Compartir:

Dar es Salam, 30 de septiembre de 2022.- El Tribunal de Justicia del Este de África (EACJ) dio este viernes la razón al Gobierno de Tanzania, en un caso en el que el pueblo masái demandó a ese país por su plan para desalojarlos de su tierra ancestral con el fin de crear una nueva reserva de fauna para la caza y el turismo.

El tribunal, con sede en la ciudad tanzana de Arusha (norte), dictaminó que la demanda de la comunidad masái queda “desestimada por falta de mérito”.

Los demandantes habían pedido al EACJ que detuviera los “desalojos, la detención y la persecución” de los miembros de su comunidad, así como una indemnización de 1.000 millones de chelines tanzanos (unos 439.000 euros) a la que no accedió la corte.

El tribunal también negó que el Gobierno tanzano violara la carta que establece esa corte, como alegaban los masáis.

A principios de junio pasado las autoridades de Tanzania anunciaron su intención de crear una nueva reserva de fauna en la división de Loliondo del distrito de Ngorongoro (norte), lo que implicaría el desplazamiento forzoso de más de 70.000 personas del pueblo masái.

Las comunidades masáis organizaron protestas masivas y las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos y munición real, hiriendo a decenas de personas, informó entonces a Efe un abogado pro derechos humanos, Joseph Oleshangay.

Además, hubo al menos dos muertos, un policía y un manifestante.

Desde entonces varios miles de personas, incluidos más de 1.500 niños, han tenido que abandonar sus hogares por las embestidas de las fuerzas de seguridad tanzanas, según denunciaron los masáis.

La sentencia del EACJ, que inicialmente estaba prevista para junio pasado, se aplazó por los violentos enfrentamientos entre la Policía y los vecinos de Loliondo.

La empresa Otterlo Business Company (OBC), con sede en Emiratos Árabes Unidos, ha mostrado en varias ocasiones su interés por crear y gestionar en Loliondo una nueva reserva de fauna con más de 1.500 kilómetros cuadrados, con el objetivo de organizar safaris de caza.

Sin embargo, las comunidades masáis detuvieron sus planes en 2018, cuando, después de llevar este caso al EACJ, los jueces prohibieron al Gobierno de Tanzania desplazar a las personas que vivían allí hasta que emitiesen su veredicto final.

El pasado 23 de junio representantes de las comunidades masáis exigieron ante la sede de la ONU de Nairobi que sus derechos fueran respetados y que las autoridades no les expulsen de los terrenos que han habitado durante generaciones.

Los masáis pidieron entonces a la comunidad internacional que presione al Gobierno tanzano para “retirar al Ejército de nuestras tierras” e “iniciar un diálogo en igualdad de condiciones”.

EFE

Compartir:
Total
1
Shares