Una década de avances en desarrollo, en riesgo por la pandemia, según la ONU

La ONU aseguró este jueves que la pandemia y las consecuencias que está teniendo en los países pobres pueden echar por tierra una década de avances en materia de desarrollo. EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo

Naciones Unidas, 25 marzo.- La ONU aseguró este jueves que la pandemia y las consecuencias que está teniendo en los países pobres pueden echar por tierra una década de avances en materia de desarrollo.

En un nuevo informe sobre financiación de políticas de desarrollo, la organización destaca que “la peor recesión en 90 años” está afectando de forma desproporcionada a las naciones y sectores más vulnerables, con unos 120 millones de personas que han caído a una situación de extrema pobreza.

El documento, de más de 200 páginas, analiza las repercusiones de la actual crisis sanitaria y económica, y plantea toda una serie de recomendaciones para responder.

Según la Organización de Naciones Unidas, a menos que haya acciones inmediatas, muchos países pueden perder todos los avances en materia de desarrollo que han logrado durante los últimos 10 años y, por tanto, dejar muy lejos las metas fijadas para 2030 en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“La agenda de desarrollo está seriamente en peligro”, señaló en una conferencia de prensa la vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, que admitió que el cumplimiento de los ODS -las metas que reemplazaron a los Objetivos del Milenio- se está poniendo muy complicado.

La ONU hace especial hincapié en la desigual respuesta que se ha dado a la covid-19, con enormes paquetes de estímulo económico en los países ricos y recursos muy limitados en las naciones en desarrollo, una situación que se repite ahora con las vacunas, limitadas casi en exclusiva al mundo desarrollado.

Así, entre las medidas inmediatas que reclama a los gobiernos, el informe de Naciones Unidas incluye un rechazo al “nacionalismo de las vacunas” y un aumento de las contribuciones a la plataforma con la que se busca asegurar que todos los países tengan acceso a los sueros.

La ONU pide también que se cumpla con el compromiso de destinar el 0,7 % de los presupuestos a la ayuda al desarrollo y que se ofrezca liquidez y facilidades en el pago de deuda a los países en desarrollo con el fin de que puedan invertir en combatir la covid-19 y sus consecuencias socioeconómicas.

El documento insiste en el problema de desigualdad que está haciendo aumentar la pandemia y subraya que los Estados con más recursos tienen que apoyar una recuperación adecuada en el mundo en desarrollo y no limitarse a mantener a esos países “a flote”.

Con ese fin, plantea posibles medidas como ofrecer financiación a tipo fijo y plazos muy largos (más de 50 años, por ejemplo) para que los países en desarrollo puedan aprovecharse de los históricamente bajos tipos de interés actuales o que se redirija dinero de los mercados de capitales hacia ámbitos que impulsen el desarrollo sostenible.

Mohammed recalcó la importancia de crear “nuevas reglas” para responder a esta crisis, pues será imposible hacerlo en base al sistema actual.

Así, la ONU propone, entre otras cosas, buscar una solución global para la fiscalidad en la nueva economía digital, que impida la evasión por parte de las multinacionales y competencias dañinas entre países para atraerse negocios.

También aboga por crear un marco global para que las empresas rindan cuentas por su impacto social y medioambiental o cambiar normas antimonopolio para reducir el poder de los gigantes digitales, entre otras cosas.

Total
2
Shares
Previous Post

Los contagios suben a 23.000 en Italia mientras se espera acelerar la vacuna

Next Post

El Tribunal Supremo de Canadá aprueba los impuestos contra las emisiones de carbono

Related Posts