Unicef advierte del riesgo de los niños en Pakistán por las lluvias torrenciales que han dejado al menos 74 muertos

243
People check the damage in their house following floods in Chaman Pakistan, 19 April 2024. EFE/EPA/AKHTER GULFAM/Archvio

Islamabad, 22 de abril de 2024.- Unicef advirtió este lunes del «riesgo extremadamente alto» en el que se encuentran los niños de Pakistán a causa de las lluvias torrenciales que han causado al menos 74 muertos en varias provincias del país asiático.

«Año tras año, los niños de Pakistán se ven atrapados en un círculo vicioso de sequías e inundaciones» y corren «un riesgo extremadamente alto de sufrir los efectos de la crisis climática», dijo el representante de la agencia de Naciones Unidas en el país aisático, Abdullah Fadil.

People check the damage in their house following floods in Chaman Pakistan, 19 April 2024. EFE/EPA/AKHTER GULFAM/Archvio

Según los últimos datos de las autoridades paquistaníes, al menos 74 personas han muerto en varias provincias, a causa de unas precipitaciones incesantes que comenzaron hace más de una semana.

«Hasta el momento, se han registrado 15 muertos por las lluvias y los rayos, así como 10 heridos» en la provincia sureña de Baluchistán, indicó la Autoridad Provincial de Gestión de Desastres en su último balance de víctimas, antes de señalar que no se esperan lluvias en los próximos dos días.

En la provincia norteña de Khyber Pakhtunkhwa, el número de muertos ascendió a 59 el pasado sábado, según la autoridad de gestión de desastres.

«Es un recordatorio de la devastadora tragedia de 2022, cuando 500 niños perdieron la vida en el sur de (la provincia) de Sindh (…), vi de primera mano cómo los niños estaban desnutridos y lo poco que tenían arrasado, incluidas sus escuelas y sus esperanzas y futuro», indicó Fadil.

Pakistán es uno de los diez países más vulnerables al cambio climático, y las lluvias suelen causar grandes daños especialmente durante el periodo del monzón y en invierno en las zonas donde la infraestructura es débil y predominan las casas de adobe.

El pasado marzo, unas 53 personas, entre ellas 30 niños, murieron y otras 65 resultaron heridas por las fuertes lluvias que golpearon parte del país y que obligaron a las autoridades a evacuar a miles de personas.

Al menos 1.700 personas murieron durante las severas inundaciones que sufrió el país en 2022, que además dejaron ocho millones de desplazados y afectaron en total a 33 millones de habitantes, una séptima parte de la población del quinto país más poblado del mundo.

EFE