Unidad para las Víctimas continúa atención a desplazados en Cáceres

Foto: Unidad de Víctimas
Compartir:

La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas continúa con la asistencia a las 20 familias que permanecen albergadas en Cáceres tras comenzar el regreso de la mayoría de los desplazados a la vereda Isla La Amargura, de la cual salieron hace un mes por amenazas de un grupo armado ilegal.

“Las personas recibieron en las últimas dos semanas paquetes de alimentos y elementos de aseo como parte de la ayuda humanitaria de la entidad para la responder a esta emergencia, hasta que también se logré su retorno con las condiciones de seguridad”, informó el director territorial, Wilson Córdoba Mena.

Además de la articulación con la alcaldía local y la Gobernación de Antioquia para garantizar la atención inmediata desde el inicio del desplazamiento masivo, la gestión de la Unidad para las Víctimas con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales permitió la donación de ropa y calzado para la población afectada.

Según la alcaldía local, desde la semana pasada, han regresado de forma voluntaria cerca de 70 familias a la vereda La Amargura con el acompañamiento del Ejército Nacional. De las 20 familias que aún permanecen albergadas en el corregimiento El Guarumo, 19 son indígenas.

Desde el inicio de la emergencia, a principios de septiembre, la Unidad para las Víctimas entregó la primera ayuda consistente en elementos de albergue como colchonetas, cobijas, juegos de cama, toldillos, toallas, además de implementos de cocina.

Los funcionarios de la Subdirección de Prevención de Atención y Prevención de Emergencias orientaron junto a la alcaldía la activación del plan de contingencia, que incluyó el censo inicial de 566 personas para garantizar el acceso a la declaración por desplazamiento forzado y la ayuda humanitaria inmediata.

La Unidad para las Víctimas también participó en los Comités Municipales de Justicia Transicional junto con la Personería, Defensoría del Pueblo, Gobernación de Antioquia, Alcaldía de Cáceres, Ejército y Policía Nacional, para hacer seguimiento y definir medidas para responder a este hecho victimizante.

Desde el año pasado, la Unidad destinó más de 5.000 millones de pesos para garantizar alojamiento, alimentación y ayuda humanitaria inmediata a las familias desplazadas en Antioquia, la mayoría procedentes de las subregiones del Bajo Cauca y Norte del departamento.

Compartir:
Total
1
Shares