[Video] Víctimas del conflicto se reúnen en Bogotá con delegaciones de paz del Gobierno y ELN

219
Yolanda Perea (i) de la Mesa Nacional de Paz y Rocío Campos (d) del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) ofrecen una rueda de prensa este martes en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega

Bogotá, 25 jun – Víctimas de toda Colombia se reunieron este lunes y martes en Bogotá en un encuentro con las delegaciones del Gobierno y el ELN que negocian la paz para expresar sus puntos de vista y la situación en la que viven el conflicto.

Este encuentro, enmarcado en los que realiza por todo el país el Comité Nacional de Participación (CNP) como parte de las dinámicas de la negociación, «es diferente».

«Somos las víctimas directas del conflicto armado colombiano que estamos siendo atendidas en la escucha, a través de lograr poner nuestras posturas y nuestras propuestas que conlleven hacer parte incluida en todo este proceso», explicó a EFE la vocera de la Mesa Nacional de Paz, Yolanda Perea.

La activista afro defendió la necesidad de que se escuche a las víctimas como ella y como las 200 que se reunieron de más de 40 organizaciones: «En un proceso de paz, en un proceso de diálogo, casi siempre las mujeres y las víctimas somos las que terminamos defendiendo estas causas, por ende tenemos que ser el centro».

Al encuentro también acudieron víctimas directas de acciones del ELN en Colombia, quienes según Perea, resaltaron que lo más importante «es lograr el diálogo».

«Aquí lo que estamos buscando es cómo mediar para lograr entender la importancia que tiene de trabajar en pro de una paz estable y duradera. Y cuando hablamos de paz, no es la ausencia de la guerra, son todos esos otros mecanismos que conllevan que hay que articularlos para un restablecimiento total de derechos: hablamos de educación, de vivienda, de empleabilidad…», explicó.

El rumbo de las negociaciones

Las negociaciones entre el ELN y le Gobierno colombiano viven un periodo de enfriamiento, con casi medio año sin celebrar un nuevo ciclo de diálogos, debido a acusaciones cruzadas y las tiranteces entre las partes.

Sin embargo, el mes pasado en Caracas, en una reunión de las delegaciones, consiguieron ponerse de acuerdo para firmar el primero de los seis puntos de la agenda de diálogos, que hablaba precisamente sobre el esquema de participación de la sociedad.

Este ha sido elaborado en estos encuentros con diferentes sectores para ver las formas en que la sociedad sea parte del proceso de paz.

«Van más de 60 años de guerra, no podemos pretender que de la noche a la mañana se solucionó esto. Siempre hay que mediar, hay que negociar y hay que hablar», alegó hoy Perea, quien pidió a las partes que sigan hablando y continúen el proceso.

«Es importante, primero, que no se paren de la mesa; segundo, que se mantenga el cese bilateral al fuego; tercero, que se trabaje en pro de cesar esas acciones delictivas para poder seguir hablando de esa paz», añadió.

Esto debido a que el 3 de agosto finaliza el cese bilateral al fuego más largo y exitoso que se ha tenido con este grupo, la última gran guerrilla latinoamericana, y las dos partes tienen que negociar su prórroga y también ver si incluyen nuevas acciones prohibidas en sus protocolos.

Este cese, según Perea, «ha sido un poco complejo porque sabemos que en los territorios no solo está el ELN, hay otros actores con los que hay que seguir dialogando, seguir insistiendo… y entender que cuando se habla de paz total, no es la paz del Gobierno es la paz de toda una Colombia que en medio de nuestras diferencias tenemos que lograr».

EFE