El protagonista de esta historia se llama Frank Caprio y es uno de los principales jueces de la localidad de Providence, en Rode Island (Estados Unidos). Pero su nombre trascendió las fronteras de su ciudad a partir de sus conmovedoras sentencias, sensibles y piadosas, que son televisadas en el programa televisivo «Caught in Providence». La más reciente se viralizó en las redes en un video que cuenta con más de 27 millones de reproducciones.

El clip comienza cuando el señor Coella se presenta en el tribunal en una causa por exceso de velocidad. «Usted está acusado de conducir demasiado rápido por una zona escolar», informó el juez que hasta tiene fanáticos gracias al ciclo que muestra los mejores momentos de sus audiencias, que son filmadas con el consentimiento de los comparecientes.

La respuesta de Coella, de 96 años, sorprendió al magistrado: «Yo no conduzco rápido, señor juez. Tengo 96 años, sólo conduzco lentamente y cuando tengo la obligación de hacerlo. Yo sólo estaba llevando a mi hijo a realizar unos exámenes de sangre. Él es una persona con discapacidad». Luego, añadió: «Tengo que llevarlo cada dos semanas porque tiene cáncer».

Sorprendido por el esfuerzo que hace el hombre para ayudar a su hijo, el juez dejó de lado la solemnidad de su cargo y felicitó al señor Coella por su gesto: «Usted es un buen hombre. Tiene 96 años y se preocupa por su familia».

El abuelo contó que su hijo tiene 63 años y que sólo se sube al coche cuando no tiene alternativa. Además, al manejar, lo hace con cuidado porque sabe que puede ser peligroso para él.

Entonces el juez decidió distender la audiencia y bromeó: «¿Usted ve a ese joven de ahí? Es mi hijo. Él me está mirando a mí como diciendo ‘Papá, cuando tú tengas 90 años, tú vas a conducir por mí’. Usted está siendo un mal ejemplo para mi hijo», bromeó generando carcajadas entre los presentes. Y agregó: «Está poniendo mucha presión sobre mí».

Por último, sentenció que la causa contra el hombre no tenía ningún sentido y que el caso iba a ser desestimado: «Le deseo lo mejor a usted y le deseo buena salud a su hijo. Su caso ha sido rechazado».

El video explotó en las redes sociales, generó miles de comentarios.

Tomado de Clarín