Ya se han entregado 400 botones de pánico a comerciantes de seis comunas priorizadas de Medellín

Los botones funcionan como apoyo inmediato de las autoridades en casos de hurto o riesgo de seguridad inminente.
Compartir:
  • Los botones funcionan como apoyo inmediato de las autoridades en casos de hurto o riesgo de seguridad inminente.
  • Esta iniciativa se desarrolla desde 2021, como parte del Plan Integral de Zonas Seguras. 
  • Desde que comenzó la estrategia, se han atendido más de 1.000 llamados entre pruebas, casos positivos, de apoyo y de emergencia.

Medellín, 8 de septiembre de 2022- En su compromiso con los comerciantes, la Administración Distrital y la Policía Metropolitana han entregado 400 botones de pánico en Laureles, El Poblado, Belén, Guayabal, La América y La Candelaria, los cuales funcionan cuando se requiere apoyo inmediato de las autoridades. Los dispositivos están enlazados a los servicios del Sistema Integrado de Emergencias y Seguridad de Medellín (SIESM).

Imagen Alcaldía de Medellín

Como parte del Plan Integral de Zonas Seguras, se han priorizado las comunas con mayor afluencia de público y establecimientos comerciales. Se entregaron 168 de estos equipos en La Candelaria, 81 en El Poblado y 136 en Laureles, además de que se inició la distribución en Belén con 6 botones, Guayabal con 2, La América con 2 y el sector de Simón Bolívar con 5. Todos están en funcionamiento. Con el apoyo, dotación y capacitación de la Empresa de Seguridad Urbana (ESU), en próximas semanas se repartirán más.

“Llegamos a las 400 entregas de botones de pánico en el marco de la estrategia de Zonas Seguras y más de 1000 atenciones efectivas en todo tipo de emergencias y solicitudes. Es muy importante que sigamos trabajando y fortaleciendo la articulación que ha dado tan buenos resultados en estos sitios”, dijo el subsecretario Operativo de Seguridad y Convivencia, Ómar Rodríguez Aranda. 

Hay dos referencias de estos mecanismos: físicos y virtuales. Los botones físicos lucen como un control de aire acondicionado en el que se configura un mensaje de texto predeterminado con la ubicación de cada establecimiento, el nombre y número de contacto. 

Cuando se obtura el botón, parpadea una luz blanca y no emite sonido. Al recibir la señal se crea un incidente con la información predeterminada que llega al canal competente. El radio operador se encarga de modular el caso, notifica al cuadrante de zona y este se dirige al lugar para validar la información. 

“Con este botón de pánico esperamos que la Policía reaccione inmediatamente a una alerta de servicio nuestra, para que nos ayude a implementar la seguridad y que sea un poquito más confiable, y así poder estar más tranquilos en los establecimientos de comercio”, expresó Alex Londoño, empleado de un almacén en el Centro de Medellín, en donde se entregó el más reciente paquete de equipos. 

Los botones virtuales funcionan por medio de una aplicación en la que hay una red de apoyo que notifica la emergencia a los negocios aledaños que también cuenten con el dispositivo.

El botón fue creado para reacción, inicialmente, en casos específicos de hurto a personas y a establecimientos, riñas o sospecha de uso de armas dentro de los locales.

Compartir:
Total
1
Shares