¿Nos rasgamos las vestiduras ante el Medellín burdel o mejor actuamos?

7
5

1257493980_905829_1257494100_noticia_normal
Imagen tomada de caracol.com.co

Acaba de salir el artículo del periodista Guillermo Galdos, titulado “Vírgenes a la venta en Colombia en ‘el burdel más grande del mundo’” Virgins for sale in Colombia in ‘world’s biggest brothel’, en éste se presentan una serie de denuncias que recrean una realidad difícil de ocultar en la ciudad de Medellín: la existencia del narcoturismo y los servicios sexuales que van en aumento a la par de la criminalidad y la violencia.

Lo anterior es grave, pero lo es más que en este comercio se presente el involucramiento obligado de niños y niñas cuyas edades oscilan entre los nueve y diecisiete años de edad (Periodista ratificó denuncias en las que califica a Medellín de burdel) con el agravante que los criminales de todas las esferas han puesto sus ojos en tan jugosa renta, utilizando para este fin a las bandas paramilitarizadas, que suman 350 sólo en la ciudad, y que están amparadas, mayoritariamente, por la Oficina del Valle de Aburrá y las AGC (Autodefensas Gaitanistas de Colombia) conocidas también como “Urabeños” (testimonio de dos niñas subastadas) Lo realmente preocupante es que todo sucede ante la mirada indolente, cómplice y cínica de la institucionalidad local, tal como lo infiere el artículo  ‘Combos de Medellín inducen a niñas vírgenes a la prostitución’ 

Dicho artículo (ver: Reportaje británico califica a Medellín como el mayor burdel del mundo) ha causado consternación, rabia, desazón y la protesta generalizada de quienes rigen los destinos de la ciudad “Innovadora”, e incluso de algunos miembros de la clase política (ver: Rechazo de clase política al calificativo a Medellín del “burdel más grande del mundo”) La molestia institucional busca, a través de mensajes y respuestas airadas, que la ciudadanía, al unísono, salga en defensa de la ciudad “Innovadora” de Medellín, pretendiendo, así mismo, que quienes en su mayoría sufren salgan a defender lo indefendible. Lo único real es: Medellín no es la ciudad “Innovadora” que se le muestra al mundo  y, menos aún, la ciudad de la equidad y el desarrollo social sostenible. (Ver: “Medellín sigue siendo una ciudad inequitativa e insegura” y  Medellín la más desigual: entonces ¿quién concentra la riqueza?)

Pareciera ser que nos rasgamos las vestiduras no por el contenido del artículo, el cual denuncia parte de una realidad, sino por la afirmación que en sí encierra el encabezado: Medellín es un enorme burdel, el más grande del mundo,  que vende chicas vírgenes lo cual dista, y por mucho, de una ciudad equitativa y segura.

Es claro que el gasto económico en imagen y en los procesos de internacionalización, para obtener logros como Medellín ganó el premio de la ciudad más innovadora del mundo y Medellín, entre las 33 Ciudades Resilientes del mundo para la Fundación Rockefeller, es de miles de millones de pesos y por eso el disgusto es tan evidente. Cómo no va a causar molestia que la voz de un periodista eche abajo tamaña inversión en tiempo y en dinero; un periodista que tal vez sólo tuvo que pasar un fin de semana en la ciudad para notar la realidad.

 ¿Qué hacer?  

Medellín se ha convertido en la tercera ciudad turística de Colombia, sólo es superada por Cartagena y Bogotá. Se calcula que en el año 2013 la ciudad recibió el 13% de los turistas que llegaron a Colombia y en el año 2014 se esperaba que la cifra aumentará.

Teniendo en cuenta lo anterior, es necesaria la construcción de una política pública integral que contenga aspectos tan importantes como el de redireccionar la estrategia de seguridad, la cual debe buscar el desmantelamiento de estructuras criminales que estén utilizando el narcoturismo y los servicios sexuales, en especial en el que están inmersos los menores de edad. Debe de corregirse el rumbo que ha tomado Medellín en lo relacionado al proceso de Internacionalización, y que por el afán de generar más negocios se ha olvidado que el boom de ciudad “Innovadora” es aprovechado por la criminalidad para ofertar la imagen de una ciudad barata en el turismo sexual y las drogas.

Para finalizar, es prudente recordar las palabras del representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia, quien afirmó: “Medellín es un destino narcoturístico y sexual de niños, niñas y adolescentes en el ámbito internacional”. (Medellín, atractiva para el turismo sexual)

Finalmente, Análisis Urbano, está seguro que Medellín no es “El burdel más grande del mundo” en eso el periodista Guillermo Galdos está desfasado, en el mundo hay muchos burdeles e incluso más grandes, lo que sí es claro es que en el mundo, Medellín sí es uno de los burdeles más baratos y mejor protegido por el crimen y un sector de la institucionalidad.

7 Comentarios

  1. […] Acaba de salir el artículo del periodista Guillermo Galdos, titulado “Vírgenes a la venta en Colombia en ‘el burdel más grande del mundo’” Virgins for sale in Colombia in ‘world’s biggest brothel’, en éste se presentan una serie de denuncias que recrean una realidad difícil de ocultar en la ciudad de Medellín: la existencia del narcoturismo y los servicios sexuales que van en aumento a la par de la criminalidad y la violencia. ¿Nos rasgamos las vestiduras ante el Medellín burdel o mejor actuamos? […]

Deja un comentario