Nuevamente la guerra de las Convivir sacude el centro

Publicado el: 21 Enero, 2016

DSC03086-300x225

Homicidio en Barrio Triste, comuna 10, guerra de las Convivir, en el 2014. Análisis Urbano.

Redacción Análisis Urbano

A mediados del mes de marzo de 2014, se produjo un remezón en la estructura de las Convivir, que concentra unas 35 agrupaciones que se diseminan por una de las más prósperas comunas de Medellín, la 10 o La Candelaria (centro de la ciudad). Allí se desató una guerra urbana por el control de este territorio, dos bandos emergieron, uno liderado por alias Diadema, apoyado por La Oficina del Valle del Aburrá, y el otro por alias Mono Picacho o Monín de Barbosa, auspiciado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, conocidos también como Los Urabeños o Clan Úsuga. Esta fue la “guerra fría” dentro del Pacto del Fusil.

En dicho enfrentamiento se presentaron muertes selectivas, masacres, desapariciones forzadas y la utilización de granadas de fragmentación. Al final se impuso La Oficina, que ratificó los compromisos adquiridos con Los Urabeños en el acuerdo criminal de julio de 2013.

Monín se retiró a Cartagena y posteriormente regreso a ser uno de los protagonistas de la guerra que se vive en el municipio de Barbosa. Igual que la vez anterior, Los Urabeños lo siguieron respaldando militar, logística y económicamente la lucha por el control de ese territorio. En ese municipio se apoya en la banda de Los Chatas del municipio de Bello, aliados de las AGC para la toma y el control del norte del Valle del Aburrá.

Después de la confrontación militar en el centro de la ciudad se pensó que sería muy difícil el inicio de otra ya que los nuevos amigos y socios no permitirían más guerras en una de las comunas más importantes y estratégicas del Valle del Aburrá, sin embargo, una nueva guerra parece haberse desatado por el afán de poder económico, territorial y militar de algunos de sus jefes.

La disputa se desarrolla hoy entre alias Carnero —personaje que aseguró la Meval había sido capturado y que no es cierto—, y La Oficina, en cabeza de tres de sus subjefes que se encuentran tras las rejas y siguen impartiendo órdenes de guerra desde los penales.

Análisis Urbano y la ONG Corpades están preparando un informe sobre la nueva guerra de las Convivir que involucraría a los jefes del tráfico de drogas en el centro, a alias la Viuda, personaje que al parecer maneja parte de las funerarias en esta comuna, a La Oficina y a un sector de la institucionalidad que presta protección oficial al crimen urbano.

Se espera que esta vez el gobierno local pueda sofocar la confrontación que se ha desatado antes que genere más violencia, ya que en la anterior guerra de las Convivir, el entonces comandante de la Policía Metropolitana del Valle del Aburrá (Meval), brigadier general José Ángel Mendoza Guzmán, brilló por la inoperancia, la omisión y las verdades a medias sobre la situación que se presentaba en la comuna 10.

Temas relacionados

Se calienta Medellín

Alcalde Gutiérrez, la seguridad va mal en Medellín

Se habla de seguridad en el Valle del Aburrá… Se habla…

Las noches tranquilas de Medellín

Informe Derechos Humanos, Valle del Aburrá-2015-

Larga vida a la mafia en Medellín: las Convivir cumplen 20 años, aún tienen control territorial y sus jefes campean tranquilos el centro de la ciudad

¿Quién se atreve a desmontar las ‘Convivir’?

¿Cuántas de esas granadas han llegado a las “Convivir” del Centro?

Deja un comentario

hola