El Juzgado Segundo Penal del Circuito de Itagüí (Antioquia) avaló el allanamiento a cargos de Rafael Arturo Ochoa Rivera, alias Golpe, y lo sentenció a 31 años y 3 meses de prisión por el feminicidio agravado de su compañera sentimental Jeimy Chirley González Huertas.


Entre el 7 y el 9 de febrero de este año, las autoridades encontraron en la quebrada Doña María de la citada población las partes desmembradas de un cuerpo de mujer sin identificar. Varios días después se estableció que la víctima era la señora González Huertas, de 36 años de edad, reconocida habitante de calle del sector.

Los investigadores de la Sijín de la Policía Nacional determinaron que la mujer llegó al departamento de Antioquia en diciembre de 2018, procedente de la ciudad de Ibagué (Tolima), donde tenía dos hijos menores de edad.

El trabajo coordinado por un fiscal de la Unidad de Vida de Medellín permitió establecer que el crimen fue perpetrado por Ochoa Rivera, de 29 años de edad y también habitante en situación de calle, quien para la época de los hechos era el compañero sentimental de la mujer.

Varios testigos presenciales declararon a la Fiscalía que alias Golpe era un celoso compulsivo y que golpeaba constantemente a su pareja por el solo hecho de saludar a otros indigentes.

El confeso agresor fue capturado por la Policía el pasado 6 de junio y, ante la contundencia del material probatorio recopilado por la Fiscalía General de la Nación, se allanó a los cargos imputados.