Autoridades, sin estrategias para evitar alta tasa de homicidios en Cali. Y si las tienen, no sirven

Ciudad de Cali, foto de Wikipedia. Por No machine-readable author provided. C arango assumed (based on copyright claims). – No machine-readable source provided. Own work assumed (based on copyright claims)., Dominiu públicu, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=502899
Compartir:

Cali contiene la tasa más alta de asesinatos entre las otras ciudades más importantes del país y también el mayor número de muertes violentas. Con un promedio de 48,8 homicidios por cada cien mil habitantes, se convierte en uno de los territorios más inseguros de Colombia.

Cali, Colombia, 25 diciembre de 2021.- En Cali se vive como si estuviéramos en los años 90, cuando los narcos y paramilitarismo asechaban el país y año tras año aumentaban de manera escandalosa los homicidios.

La reconfiguración del poder criminal se ha instalado para imponerse a sangre y fuego contra toda la ciudadanía, lo que recuerda la sangrienta historia de violencia que ha vivido Colombia.

Cali contiene la tasa más alta de asesinatos entre las otras ciudades más importantes del país y también el mayor número de muertes violentas. Con un promedio de 48,8 homicidios por cada cien mil habitantes, se convierte en uno de los territorios más inseguros de Colombia.  

LEER

Más de 7.000 personas han sido asesinadas en los últimos 6 años y se calcula que la cifra de homicidios para este 2021 podría superar las 1.200.  Asesinatos que han sido causados por el crimen urbano, que anda desaforado provocando muertes.

Homicidios en Cali 2016, 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021

Hasta el momento, han sido 6.997 muertes violentas entre los años 2016-2021 (a noviembre). Durante el año 2020, se registró una tasa de 42,98 de homicidios por cada cien mil habitantes y se calcula que para finalizar el 2021 será de 48,8.

Según cifras de la Policía Nacional, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre del 2021 han sido asesinadas 1.128 personas en Cali. Estas acciones violentas producen 102 homicidios cada mes, por lo que se calcula que al cierre del año la cantidad de asesinatos superará los 1.200 muertos.

Tasa de homicidios por cada cien mil habitantes 2016-2021

Las tasas de homicidios estimada en 2021 para las ciudades de  Barranquilla (29) y Cali (49), están todas por encima de la tasa nacional (27).

Los homicidios en Santiago de Cali se focalizan en el Distrito Agua Blanca comunas 13, 14, 15 y 21 y en el oriente de la ciudad en la 11, 12 y 17. Los barrios con mayor concentración de asesinatos son: Siloé; Potrero Grande; Manuela Beltrán; Mojica; Los Comuneros; El Retiro; El Vergel; Alfonso Bonilla Aragón; Ciudad Córdoba y Lleras Camargo.

Estas zonas de Cali son las que concentran una gran presencia de estructuras, bandas y actores armados ilegales causantes del incremento en los homicidios. (Ver Mapa Observatorio de Seguridad de Cali, 2020).

Cuadro homicidios por género, tipo de arma, edad.

Las cifras del 2020 arrojan que el 92 % de los homicidios fueron hombres y 8 % mujeres; 17 % con arma blanca, 81 % con arma de fuego, 3 % con objeto contundente; menos del 1% fueron menores de edad, 6% adolescentes y 93% adultos.

En materia de seguridad, son los homicidios la principal problemática para la capital del Valle del Cauca. Aunque en el 2017 hubo una reducción, un año después aumentaron de nuevo gracias a las estructuras criminales que hoy continúan la disputa por el territorio.

La otra tendencia que preocupa es que los homicidios se concentran contra la población de adultos jóvenes entre 20-24 años y 25-29 años, según indica el Observatorio de Ciudades en el informe del 2019.

En Colombia y en especial en Santiago de Cali, no existen estrategias de prevención contra los delitos que acaban con la vida y la integridad física de las personas que habitan el territorio.

Esa realidad a la que hoy están sometidos los habitantes de la ciudad de Cali, ocurre por la persistencia de carteles del narcotráfico y el surgimiento de diversas estructuras criminales que siguen fortaleciéndose en nuestra sociedad. Una historia de violencia que no acaba, una guerra que deja en la mitad a la comunidad aumentando así el número de víctimas.

La Administración y las Agencias de Seguridad y de Justicia deberán enfrentar los delitos con mejores estrategias que desmonten el control ilegal, persigan el porte de armas ilegales, sometan a las estructuras paramafiosas urbanas y criminales, rompan con las cadenas de las rentas criminales urbanas y fortalezcan las capacidades institucionales para proteger a la ciudadanía.

Compartir:
Total
1
Shares