Boric dice estar «disponible» para hablar con Maduro en plena polémica por el Tren de Aragua

225
Foto de archivo del presidente de Chile, Gabriel Boric. EFE/ Sebastian Moscoso

Santiago de Chile, 16 de abril de 2024.- El presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo este martes estar «disponible» para dialogar con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, después de que éste lo emplazara a «conversar personalmente» sobre el crimen organizado que afecta a ambos países, en especial la banda internacional Tren de Aragua.

«Nosotros estamos disponibles para tener todas las instancias de diálogo que sean necesarios para combatir el crimen internacional y el crimen trasnacional, porque es un problema que tenemos en toda la región, en toda América Latina y que no se puede enfrentar solamente encerrado en las fronteras nacionales», señaló el mandatario en un punto de prensa desde el aeropuerto de Calama, al norte del país.

Foto de archivo del presidente de Chile, Gabriel Boric. EFE/ Sebastian Moscoso

Maduro invitó el lunes a Boric a dialogar durante una intervención en su programa semanal de televisión, en el que denunció que desde Chile «lanzan acusaciones al aire, que después los medios de comunicación y las redes sociales convierten en campañas contra Venezuela».

«Más allá de la retórica y de las palabras, lo importante es que haya colaboración concreta y lo que le corresponde a Venezuela es colaborar», añadió Boric.

Las relaciones entre Venezuela y Chile atraviesan un momento complejo después de que la semana pasada Boric llamó a consultas a su embajador en Caracas, Jaime Gazmuri.

El impasse diplomático tuvo lugar días después de que el Gobierno venezolano y, en especial el canciller Yván Gil, negara la existencia de la banda criminal Tren de Aragua y asegurara que es una invención de los medios internacionales.

El mismo Boric dijo que las declaraciones de Gil eran un «insulto» para los países de la región que están sufriendo el impacto de esta banda, nacida en una cárcel venezolana y con tentáculos por toda la región, yacusó a Venezuela de no cooperar en la lucha contra la migración irregular y el crimen organizado.

Días después, en su cuenta de X, Gil rectificó, reconoció la existencia de la organización criminal y aseguró que su Gobierno «ha acabado con la banda criminal Tren de Aragua en Venezuela».

Sobre eso, Maduro apuntó el lunes en su programa de televisión que detrás «del relato del Tren de Aragua hay gente como (el senador republicano) Marco Rubio en Estados Unidos», que tratan de trasladar una imagen de que «es una especie de ISIS, de nuevos talibanes o un nuevo Cartel de Medellín».

El Gobierno chileno también le ha pedido información a Venezuela sobre el homicidio del exmilitar venezolano Ronald Ojeda, ocurrido en febrero pasado en Santiago y cuya autoría y circunstancias aún no se han esclarecido, pero que según el fiscal chileno «se organizó desde Venezuela».

«Lo que le corresponde a Venezuela es colaborar y ojalá cumplir y entregar a los delincuentes que cometieron un crimen gravísimo como es el asesinato del exteniente Ojeda. Vamos a trabajar en esa línea, si para eso es necesario hablar con Maduro, no tengo ningún problema», agregó Boric.

EFE