Capturado alias don Boli, quien estuvo preso en EE. UU. y regresará extraditado por narcotráfico

Foto Armada Nacional
Compartir:

En una operación conjunta, coordinada e interinstitucional adelantada por la Armada de Colombia, la Fiscalía General de la Nación, la DEA, con el apoyo del Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, fueron capturados once presuntos integrantes de una organización al servicio del narcotráfico con fines de extradición, quienes se dedicaban al transporte de clorhidrato de cocaína desde Colombia hacia Centroamérica.

Tropas del Gaula Militar de la Armada de Colombia, en compañía de miembros del Cuerpo Técnico de Investigación CTI llegaron hasta los barrios Cascajal, La Independencia, La Inmaculada y Centenario de las comunas uno, cinco, diez y once del principal puerto sobre el Pacífico colombiano para dar captura a cuatro sujetos. Entre los capturados en la ciudad puerto se encuentra alias “Don Boli” señalado de ser el principal cabecilla de la organización, que estuvo extraditado en los Estados Unidos y al retornar al país, desde la clandestinidad, controló dicha organización de narcotráfico, financiando y dirigiendo las tareas de construcción de los artefactos navales en territorio colombiano, así como en Guatemala y México.

Entre tanto, en la ciudad de Cali, en los sectores de la Base, Ingenio, San Nicolás y El Caney, las autoridades adelantaron las capturas de cinco sujetos, entre ellos, alias “Pinzón” quien dirigía todas las actividades de construcción de los artefactos navales sumergibles, y que dado su accionar delictivo alcanzado en el mundo criminal, era contactado por estructuras de narcotráfico en Centroamérica y México.

Simultáneamente en el departamento del Chocó, en el sector de Noanamá fue capturado alias “Pale” cabecilla encargado de coordinar la alianza criminal entre la organización transnacional de narcotráfico y el Grupo Armado Organizado “ELN”. Este grupo se encargaba, en alianza con el extinto cabecilla e ideólogo del frente “Ernesto Che Guevara” alias “Uriel”, de prestar seguridad delictiva en la zona de construcción de los artefactos navales sumergibles y semisumergibles que eran fabricados en el área rural del río Cucurrupí, Chocó.

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

Policía y taxistas se unen para evitar delitos como hurtos y homicidios

Next Post

Alcaldía intensifica controles para el cumplimiento de protocolos de bioseguridad en Medellín

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: