Carteles mexicanos están en Colombia manejando el negocio de las drogas

Compartir:

Desde el año 2014, cuando las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, iniciaron su proceso de desmovilización para concentrarse en zonas estipuladas para ello en los acuerdos de la Habana y, de paso, abandonaron territorios históricos que estuvieron bajo su mando, los carteles de la droga mexicanos Sinaloa, los Zetas y Jalisco Nueva Generación iniciaron su incursión a suelo colombiano para tomar el mando de estas regiones cocaleras y de las rutas de envío de droga hacia el exterior.

Así se desprende de un informe publicado en el programa televisivo A Primera Hora, que se transmite por el Canal Uno y que es presentado por el periodista William Parra.

En el informe se asegura que hay 183 municipios en Colombia con presencia de cultivos de uso ilícito, en diez de los cuales se concentra el 49% del total de la producción de la hoja de coca.

Agrega el trabajo periodístico que “hoy por hoy la mayor confrontación entre los carteles mexicanos y las nuevas bandas emergentes por el control del narcotráfico se concentra en cuatro grandes zonas: el Bajo Cauca antioqueño, el bajo Putumayo, el Catatumbo y la Costa Pacífica nariñense”.

En esos territorios, los carteles mexicanos adelantan la “caza” de mandos medios desmovilizados de las Farc, quienes “están decepcionados por el rumbo que lleva la implementación de los acuerdos de paz”, por lo que “ahora son armados por estos carteles”, añade el informe.

Luis Fernando Quijano, director de Corpades y analista del conflicto, asegura que esos mandos medios “son los que saben dónde están los corredores estratégicos, conocen los hombres que estuvieron bajo su mando y saben cómo se mueve esto”.

Asegura Quijano en el informe, consultado por A Primera Hora, que “muchas personas de muchas organizaciones que estuvieron en grupos al margen de la ley se les ha ofrecido hasta cifras de 50 millones de pesos mensuales para que hagan parte de esos carteles y al patrullero raso, cinco millones de pesos”.

En territorios cocaleros colombianos, según la presentación del periodista William Parra, se empiezan a ver afiches y trazos pintados con los nombres de los carteles mexicanos.

“El denominado Clan del Golfo está fraccionando el territorio y vendiendo franquicias”, afirma el periodista Parra. Y en ello está de acuerdo el analista político Ariel Ávila: “El Clan del Golfo vende el territorio y se les tiene que pagar una mensualidad”.

Actualmente, según Parra, hay un pacto implícito entre los carteles mexicanos, el Clan del Golfo y las bandas criminales: los colombianos envían la droga al norte de África y Europa y los mexicanos, que manejan el 52% de la coca, la envían a Centroamérica y a Estados Unidos.

“Más o menos el 52, el 54% de la cocaína que produce Colombia, va para México bajo cualquier modalidad, para luego ser transportada a los Estados Unidos”, aporta Ávila.

“Si no hay estrategias de seguridad claras y de sustitución clara, vamos a tener una violencia reciclada”, advierte Ávila en el informe.

Y remata Parra: “Colombia es hoy un paraíso abierto para el crimen transnacional”.

Temas relacionados 

México y Colombia, entre la Cumbia, las Rancheras y el crimen Trasnacional 

Capturado alias el Güero, operador del cartel de Sinaloa 

Carteles mexicanos tras el control del negocio mafioso en Colombia 

Paramilitarismo y mafias se toman el país 

Crimen transnacional, un riesgo para la paz 

“La narco conquista de Colombia” 

“Autoridades, divididas sobre presencia del cartel Sinaloa en Medellín” 

“Policía confirma alianza de ‘narcos’ mexicanos y colombianos” 

“No solo Cartel de Sinaloa, sino Los Zetas se interesaría en Medellín”

 

 

Compartir:
Total
1
Shares

Los comentarios están cerrados.