Condenados por secuestro de comerciante de Amagá (Antioquia) que fue vendida al Eln

Compartir:
En las interceptaciones telefónicas logradas durante la investigación, la policía judicial evidenció que los presuntos delincuentes utilizaban palabras relacionadas con temas de hechicería para no despertar sospechas, así: conjuros, para referirse a los secuestros, o brebajes, para informar que ya tenía listas las sustancias para adormecer a sus víctimas.
Compartir:
Compartir:

Luego de avalar el allanamiento cargos de los procesados, el Juzgado Cuarto Especializado de Antioquia sentenció a 31 años y 6 meses de prisión a Yimi Antonio Mosquera Cuesta, alias el Negro; Julián Vanegas Ochoa, alias Pájaro; y Didier Alberto Gutiérrez Rodríguez, alias Careniña, por los delitos de secuestro extorsivo agravado, secuestro simple, concierto para delinquir agravado con fines de secuestro y hurto calificado y agravado.

Con la misma decisión también fue afectado José Daniel Jaramillo Taborda, condenado a 32 años de prisión y a quien se le adicionó el punible de porte ilegal de armas de fuego de defensa personal.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía General de la Nación, los procesados conformaron una organización criminal llamada Los Hechiceros, para perpetrar el secuestro de la comerciante Diana María Toro Vélez, ocurrido el pasado 27 de septiembre en zona rural del municipio de Amagá (Antioquia).

El mismo día de los hechos, la víctima fue trasladada en su propio vehículo hasta el departamento de Chocó, donde fue entregada a un frente guerrillero del ELN a cambio de una millonaria suma de dinero.

Los sentenciados deberán pagar, cada uno, al Consejo Superior de la Judicatura una multa de 8500 salarios mínimos legales mensuales vigentes para la época de los hechos.

El fallador decretó además la nulidad del allanamiento a cargos en el caso de Amarly Yanet Ramírez Atencia, alias la Pitonisa, por el delito de concierto para delinquir con fines de secuestro, y de Nancy del Socorro Zapata Cardona, investigada por el punible de omisión de denuncia, tras considerar que son atípicas las conductas punibles imputadas.

La nulidad del allanamiento para las mujeres fue apelada por la Fiscalía, la Procuraduría y el representante de víctimas.

Por los mismos hechos ya fue acusado Jarison Córdoba Valencia, alias Libardo, a quien no se le imputó el delito de secuestro simple y decidió no aceptar los cargos.

Los siete procesados fueron capturados el miércoles 12 de diciembre de 2018 por miembros del Gaula de la Policía Antioquia, en operativos simultáneos efectuados en los municipios antioqueños de Medellín, Venecia y Ciudad Bolívar.

La Fiscalía estableció que alias Libardo fue la persona que realizó contactos con miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), para venderles a la víctima por la suma de 48 millones de pesos, los cuales fueron repartidos entre los miembros de la estructura criminal.

Los investigadores determinaron también que 10 días antes del secuestro de la comerciante, Los Hechiceros secuestraron a otra mujer identificada con las iniciales

A.M.G.M., quien logró saltar del vehículo donde la llevaban cautiva. Este hecho ocurrió en el corregimiento Bolombolo del vecino municipio de Fredonia y la víctima reconoció a varios de los secuestradores.

En las interceptaciones telefónicas logradas durante la investigación, la policía judicial evidenció que los presuntos delincuentes utilizaban palabras relacionadas con temas de hechicería para no despertar sospechas, así: conjuros, para referirse a los secuestros, o brebajes, para informar que ya tenía listas las sustancias para adormecer a sus víctimas.

Compartir:
Total
1
Shares