Crean Coordinadora de Mujeres del Nororiente colombiano para defender sus derechos

34
Compartir Noticia

Durante dos días mujeres de diversas organizaciones campesinas se reunieron a orillas del río Magdalena en el municipio de San Pablo para debatir en torno a los beneficios que podría traer el enfoque de género que se debatió durante los diálogos de La Habana y lo que podría significar la implementación de los acuerdos de paz. Dada la importancia de la unidad entre mujeres para el empoderamiento y la participación efectiva en las decisiones de sus comunidades, a continuación reproducimos la declaración política construida durante el evento.

Los días 19 y 20 de mayo de 2018 en el municipio de San Pablo, Bolívar, se dieron cita 80 mujeres del nororiente colombiano pertenecientes a comunidades y organizaciones sociales, campesinas y de víctimas; asimismo delegadas de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación de Caño Indio, Catatumbo y San Francisco pertenecientes al partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -Farc-. La reunión se dio con el fin de construir colectivamente un diagnóstico del papel femenino en la implementación del Acuerdo Final de paz desde el enfoque de género, como protagonistas indispensables en la construcción de un país en paz.

En medio del debate sobre su situación en el territorio, las mujeres hacen un llamado sobre la profundización de la difícil situación de vulneración de derechos humanos, las continuas violencias ejercidas por parte del sistema patriarcal en contra de las mujeres, el histórico abandono estatal hacia las zonas rurales y la falta de compromiso político del Gobierno Nacional en cuanto al cumplimiento del Acuerdo Final. Además, resaltan que el enfoque de género establecido no ha se ha tenido en cuenta y no se evidencian las voluntades políticas para que sea implementado.

Por lo anterior, las mujeres exigen la construcción e implementación de mecanismos de protección acordes al enfoque territorial, la tenencia de la tierra para las mujeres rurales, la efectiva participación política de las mujeres, una educación con principios de solidaridad y respeto con enfoque de género y la consolidación de la economía del cuidado que propenda por la autonomía de las mujeres.

“Esto solo es posible lograrlo a través del fortalecimiento de sus distintas expresiones organizativas como las Juntas de Acción Comunal, sus comités de mujeres, coordinadora de mujeres, entre otras. Se necesita además una efectiva pedagogía sobre el Acuerdo de Final de paz y el enfoque de género en sus territorios. Así mismo las mujeres del nororiente colombiano demandan la presencia del partido Farc con una participación efectiva en los programas que se generaron en el marco de la implementación del Acuerdo Final”, expresaron las mujeres campesinas en un comunicado.

Agregaron que es de vital importancia, y por eso insisten en ello, el reconocimiento estatal de la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo y la ampliación de la Zona de Reserva Campesina del Valle del río Cimitarra teniendo en cuenta que se constituyen en figuras para la construcción de paz en los territorios, los cuales garantizan un verdadero acceso a la tierra y reivindican los derechos de las mujeres y del campesinado en general.

De igual forma, exigen celeridad en el diálogo entre el Gobierno y el ELN para que cese la violencia y garantizar así la permanencia del campesinado en sus territorios y la consecución de la paz. Asimismo, hicieron un llamado a las instituciones gubernamentales y no gubernamentales para que acompañen y protejan a las diversas organizaciones sociales que hoy en día se encuentran en medio de la confrontación armada.

Anunciaron que producto de la reflexiones crearon la Coordinadora de Mujeres del Nororiente Colombiano, integrada por la Asociación Campesina del Catatumbo, Asociación de Hermandades Agro-mineras de Guamocó, la Corporación Acción Humanitaria por la Convivencia y la Paz del Nordeste Antioqueño y la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra. Coordinadora que se consolidará como estrategia organizativa para la pedagogía de paz y la incidencia en escenarios políticos para el cumplimiento del Acuerdo Final de paz.

Con información de Prensa Rural.

www.prensarural.org/spip/spip.php?article23114

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here