En el municipio de Bello siguen asesinando sin conmiseración. En la tarde de este martes 7 de mayo fue baleado un hombre al que conocían como el Indio, mientras cruzaba la calle tras salir del edificio en el que vivía.

Ocurrió en la avenida 44 con diagonal 58, barrio Niquía, sector de la Chinca, conocido así porque cerca está la iglesia de Nuestra Señora de Chiquinquirá.

La víctima fue identificada como José Aicardo López, de 44 años, quien fue atacado por un sicario que, al parecer, fue capturado minutos después por la Policía.

Ese municipio se convirtió en un campo de guerra por culpa de tres combos (el Mesa, Pachelly y Niquía Camacol) que se disputan el poder y que, según la Policía Metropolitana, dicha guerra se inició por el robo de una gruesa suma de dinero proveniente de la minería ilegal. El dinero era de la banda el Mesa y se lo habría robado la banda Pachelly.

Una patrulla de la Policía capturó cerca de allí, en el sector El Carretero, a un sujeto, señalado de ser el sicario que disparó, a bordo de una moto, contra José Aicardo, a quien le decían el Indio.

Después de ocurrido el hecho, a pocas cuadras se escucharon cerca de doce disparos. El temor crece en la población, que se siente abandonada a su suerte y que cuenta con dolor la muerte de sus vecinos.

El móvil, según una de las versiones, es que la víctima se negó a pagar la “vacuna” y por tal razón lo habrían asesinado. Los móviles y responsables son materia de investigación.