Tropas del Ejército Nacional en desarrollo de operaciones militares, en contra de los grupos armados organizados que delinquen en el departamento de Antioquia, lograron en las últimas horas la captura de dos peligros criminales supuestos integrantes del residual subestructura 36. De igual manera se logró la captura de tres individuos que, haciéndose pasar por miembros del Eln habían retenido de manera ilegal a 27 personas exigiéndoles una millonarias suma de dinero por su libertad.

El primer hecho se registró en el casco urbano de Briceño, al norte de Antioquia. Allí, con información de la Red de Participación Cívica, de manera coordinada e interinstitucional con la Policía y Fiscalía, se capturó a alias Totoy o Chan, quien sería según las investigaciones el tercer cabecilla dentro del grupo armado organizado residual subestructura 36 y muy cercano a alias Cabuyo. Este individuo era quien manejaba las finanzas de la organización y estaba encargado de la planeación y realización de acciones criminales vinculadas al narcotráfico en la zona. Alias Totoy es sindicado por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de fabricación, tráfico de estupefacientes, extorsión y secuestro extorsivo.

En otra operación, fue capturado alias Jairo, quien está sindicado de cometer homicidios selectivos en pro de las dinámicas y objetivos criminales de la Estructura. Este sujeto, presuntamente, estaría asociado con la muerte de Nora Luz Gaviria Henao, ocurrido el pasado cinco de mayo del año en curso. Además del sicariato y de ser integrante de la parte armada de la organización, el sujeto era el encargado del cobro de las extorsiones en las veredas y casco urbano del municipio, amedrentando a la población civil a través del uso de la violencia.

Con estos resultados operacionales desarrollados por el Ejército Nacional, la Policía y la Fiscalía; el Gao residual subestructura 36, bajo el mando de alias Cabuyo, pierde dos elementos fundamentales, al ser quienes direccionaban y ejecutaban acciones ilícitas para el fortalecimiento del grupo criminal tanto militar como financieramente, además de ser ellos hombres de su entera confianza.

En otro hecho, en la vereda conocida como Trinidad de Santo Domingo, Antioquia, gracias a la rápida reacción de tropas del Ejército Nacional, se pudo ubicar y capturar a tres individuos que habían retenido de manera ilegal a 27 personas en una finca. Así mismo les habían exigido $100 millones por su libertad. Gracias a información aportada por la Red de Participación Cívica, se llegó al lugar y tras un combate fueron capturados los delincuentes, que se hacían pasar por miembros del Eln.

Uno de los bandidos, que minutos antes había atacado a los uniformados, resultó herido y fueron precisamente los militares, quienes acatando los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, lo llevaron hacia un centro asistencial para recibir atención médica.

En este hecho fueron incautados dos fusiles, dos pistolas, granadas aturdidoras, munición, explosivos y equipos de comunicaciones. Así mismo les fueron halladas pañoletas del Eln. Estos tres individuos deberán responder por los delitos de extorsión y secuestro.

Por último, en atención a las recomendaciones dadas por la Defensoría del Pueblo mediante la Alerta Temprana 031 de 2018, en las últimas horas se logró la neutralización de una acción terrorista que criminales de la subestructura Francisco Morelo Peñate del Clan del Golfo pretendían realizar en contra de pobladores de Cuturú, zona rural de Caucasia, en el Bajo Cauca antioqueño.

Según información aportada por la Red de Participación Cívica, estos sujetos irían con intención de afectar a los pobladores de este corregimiento, pero gracias a la oportuna reacción de las tropas que rápidamente llegaron y tras un combate lograron evitar el hecho.

Aunque no se produjeron capturas, si se logró la incautación de un arma de fuego, munición, equipos de comunicaciones y una motocicleta. En la zona permanecen los militares con el objetivo de proteger a la comunidad.

Las operaciones militares en contra de los diferentes grupos armados organizados que delinquen en Antioquia continuarán con el objetivo de avanzar en el debilitamiento y la desarticulación de las estructuras logísticas y criminales, así mismo atacando los diferentes delitos, para garantizar la seguridad y el bienestar de la población civil.