Elecciones 2022: tres masacres, doce líderes y dos firmantes de paz asesinados en mayo. ¿Va bien la seguridad?

Imagen de teleSUR.
Compartir:

Colombia, 18 mayo de 2022.- Ad portas de las elecciones presidenciales que definirán quién será el próximo presidente de la República, el panorama de violencia y criminalidad sigue al alza. No hay medidas de seguridad gubernamentales que logren detener las masacres, el asesinato de líderes sociales y de firmantes de la paz. Tampoco que paren el accionar del crimen urbano-rural y el crimen trasnacional con rostro mexicano y brasileño, entre otros.

EN CONTEXTO

En lo corrido de este mes, que es decisivo para la democracia, se han presentado tres masacres:

  • Masacre en Nóvita, Chocó: cuatro personas asesinadas, ocurrió el 8 de mayo, las víctimas mortales fueron identificadas como Euner Alexander Bedoya Pérez, Jairo Alonso Acevedo Zapata, Yelissa Martínez Mosquera y Alexander Barrio López.
  • Masacre en Buga, Valle del Cauca: tres jóvenes fueron asesinados en el barrio La Revolución, el hecho violento se presentó el 13 de mayo, las víctimas mortales fueron identificadas como Bryan Stivens Rodríguez, 18 años, Germán Valdez Rodas, 19 años y Jean Pierbi Cardona, 25 años.
  • Masacre en El Alto Baudó, Chocó: cuatro personas fueron asesinadas en el Resguardo Indígena de Peña Alta, tres eran indígenas del pueblo Emberá Dobida, la otra víctima era un hombre afro. 

Doce líderes sociales y defensores de derechos humanos asesinados:

  • Luis Tombé, líder indígena, asesinado el 1 de mayo de 2022 en Miranda-Cauca.
  • Mauricio Fori Balanta, líder sindical, asesinado el 4 de mayo de 2022 en Cali, Valle del Cauca.
  • Misael Fernando Ávila Solarte, era miembro del Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados Universitarios de Colombia, SINTRAUNICOL, asesinado el 1 de mayo en el barrio Alfonso López de la ciudad de Cali, Valle del Cauca.
  •   Rafael Rodríguez Barrios, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) vereda La Gloria, San Pedro, Sucre, asesinado el 5 de mayo de 2022.
  • Elkin Echávez Cañavera, militante y líder político del Pacto Histórico, asesinado el 3 de mayo en la vereda Buenos Aires, Chaparral, Sucre, Sucre.
  • Ever Ortega, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) corregimiento Santa Elena, municipio de Norosí, Bolívar, asesinado el 6 de mayo de 2022.
  • Aldemar Urquina Cruz, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) vereda Morrocoy, municipio El Doncello, Caquetá, asesinado en El Guayabo, vereda La Novia, San Vicente del Caguán el 7 de mayo de 2022.
  • Adin Cerquera Huaca, expresidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) vereda El Paujil, municipio de Puerto Guzmán, Putumayo, asesinado el 10 de mayo de 2022.
  • Humberto De Jesús Ramírez Palacio, concejal del municipio de Ansermanuevo, Valle del Cauca, asesinado el 11 de mayo de 2022 en el barrio Nuevo Sol.
  • Socio Fernando Domicó, indígena del pueblo Emberá Eyábida, docente y músico, asesinado el 14 de mayo de 2022 en el Resguardo Choromandó, municipio de Dabeiba, Antioquia.
  • Edgar Quintero, líder social, expresidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) vereda Lomitas, municipio de Santander de Quilichao, Cauca, asesinado el 15 de mayo de 2022.
  • Alexander Espinosa Valencia, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) vereda El Retiro, municipio de Tuluá, Valle del Cauca, asesinado el 15 de mayo de 2022 en la vía que conduce del corregimiento de Moralia a Naranjal.

Dos firmantes de la paz asesinados:

  • Nombre: José Evangelista Monroy Vargas, firmante del Acuerdo Final de Paz, realizó su proceso de reincorporación en el ETCR Héctor Ramírez, ubicado en la zona de Agua Bonita, municipio de La Montañita, Caquetá, era miembro de FUNDESPAZ. Asesinado el 9 de mayo de 2022, en el sector Villalobos en la zona rural de San Vicente del Caguán.
  • Nombre: Franklin Bejarano Mosquera, firmante del Acuerdo Final de Paz, estaba en su proceso de reincorporación en el ETCR Mariana Páez, ubicado en Mesetas, Meta, asesinado el 12 de mayo de 2022 en el barrio Siloé en la ciudad de Cali, Valle del Cauca. 

En lo que va del año 2022, han sido asesinados 20 firmantes de la paz, 319 desde la firma del Acuerdo Final, igualmente han asesinado a 72 líderes sociales y se habrían registrado 40 masacres.

Este es el lúgubre panorama actual en una Colombia en la que el status quo asesina a quienes levantan su voz, a quienes manifiestan su inconformismo, a quienes hacen visibles los entuertos que las fuerzas oscuras estatales quieren ocultar, a quienes quieren un cambio, que mata a sus coterráneos. Es la evidencia de un país en guerra.

TEMA RELACIONADO

Compartir:
Total
29
Shares