En Medellín diseñan prendas de vestir que se adaptan al ritmo de crecimiento de los niños

Estas prendas son aptas para niños entre 3 y 5 años de edad, y están hechas con materiales como dril, tela burda, entre otros.
Compartir:
  • Pertenecen al programa Tecnología en Gestión del Diseño Textil y de Moda, y crearon ropa infantil que dura hasta cuatro tallas.
  • Estas prendas son aptas para niños entre 3 y 5 años de edad, y están hechas con materiales como dril, tela burda, entre otros.
  • La propuesta recibió el reconocimiento a la mejor solución del Reto de Innovación Abierta 2022-1 por parte del Comité Universidad, Empresa, Estado. 

Medellín, 22 de septiembre de 2022- Como aporte a la evolución de la industria textil, estudiantes de Tecnología en Gestión del Diseño Textil y de Moda de la Institución Universitaria Pascual Bravo, adscrita a la Alcaldía de Medellín, crearon prendas que se adaptan al crecimiento de los niños. Esta es una solución para la economía de los padres de familia quienes no tendrían que comprar ropa para sus hijos entre los 3 y los 5 primeros años de vida.

Imágenes Alcaldía de Medellín

Este proyecto es amigable con el medio ambiente y tiene un impacto en el consumidor, ya que la utilidad y uso es mayor a la de una prenda común. Esto lo destaca como una idea innovadora, ya que la industria textil es una de las más contaminantes en el mundo. A través de estas iniciativas, los estudiantes pascualinos aportan a que Medellín se convierta en una Ecociudad para consolidarla como un espacio sostenible en el que se genere una relación amigable entre sus habitantes y el entorno. 

Las prendas, como chaquetas y pantalones, tienen un sencillo sistema ajustable y tela resistente, pero no pierden  el estilo y los diseños atractivos que son tan exigentes en el mercado infantil. La idea para elaborar este tipo de ropa surgió a principios del semestre pasado, cuando el tema central de clases se enfocó en diseños de prendas para niños.

“Lo importante es que estas prendas pueden durar dos tallas como mínimo e incluso extenderse a cuatro. Estoy en una industria en la que, de alguna manera, contaminamos bastante. Yo puedo apoyar creando prendas evolutivas, y ya sé cómo hacerlo para adultos”, afirmó la estudiante Alejandra González Restrepo.

Los alumnos hacen parte de la Escuela Pública de Diseño y allí, a través del Laboratorio Creativo, apoyan las creaciones de los nuevos emprendedores. 

LE PUEDE INTERESAR: “¡Atención! La española Eurona dará wifi gratis a los usuarios del metro de Medellín”

“El Laboratorio Creativo es un espacio de tránsito para los resultados académicos de nuestros estudiantes que permite seguir o pasar a una segunda fase, a proyectos de investigación con impacto social, a emprendimientos, lo que facilita que nuestros chicos, realmente, tengan iniciativas de alta calidad acompañadas por docentes especializados, en medio de un proceso formativo con resultados de alcance nacional e internacional”, explicó la decana de la Facultad de Producción y Diseño, Lina María Ortiz Quimbay.

Este trabajo de aula hizo que una empresa como Hermeco, desde la línea Offcorss, se interesara en una propuesta que mezcla la innovación y la sostenibilidad, al usar materiales amigables con el medio ambiente.

“El reto Comité Universidad, Empresa, Estado lo ganamos porque presentamos tres propuestas: un jogger, un overol y una camisa, todas con mecanismos que agrandan y encogen la prenda para que al niño le pueda servir por más tiempo”, dijo la estudiante Luisa María Ruiz Laverde. 

LE PUEDE INTERESAR: “Medellín será sede del primer Congreso Nacional para la Lengua de Señas en la niñez colombiana”

Este tipo de alianzas entre universidad y empresa hacen que durante los procesos formativos se vivan experiencias reales en las que se generen propuestas tangibles y aplicables, que tengan impacto y sean competitivas, y que fortalezcan la calidad de los egresados.

Compartir:
Total
11
Shares