En video | Cual Robin Hood, el desmantelado combo la Agonía reparte mercados en la comuna 13

Compartir:

En videos y audios que seguidores de Análisis Urbano y de otros medios de comunicación han hecho llegar a nuestra sala de redacción se puede escuchar y colegir cómo un grupo de jóvenes que dicen pertenecer al combo la Agonía reparten mercados a personas de escasos recursos de la comuna 13, San Javier.

“Buenas gracias por el mercadito”, dice un hombre con acento venezolano. Atrás hay una mujer que carga una niña. “Gracias a la Agonía. Sin palabras mi jefe”, remata y sigue un aplauso. El video muestra una empinada calle, casas humildes, la oscura noche y a muchas personas observando el momento.

Los “muchachos” reparten bolsas negras que contienen arroz, fríjoles, enlatados, pastas y otros alimentos. Los beneficiados reciben con gusto y dicen que “se quedan sin palabras” para agradecerles el gesto humanitario.

“Padre, vea, con gusto pues, ahí pa’ que tan. Si pilla”. El hombre entrega una bolsa negra que debe contener alimentos. Recibe un señor, adulto mayor, que dice estar muy agradecido, ser venezolano y estar enfermo. “Me han ayudado mucho en esta loma, mucha energía que me han dado, muchas gracias”, exclama el señor, de sombrero negro y quien viste una chaqueta que le queda grande.

Estos son apenas dos de los muchos videos y testimonios de personas de escasos recursos que han manifestado que integrantes de bandas en diferentes lugares de la ciudad las están ayudando con mercados para sobrellevar el confinamiento que les impide salir a buscar el sustento.

Tres temas finales. El primero, nuestro trabajo es netamente periodístico, no tiene pretensiones de ninguna otra índole. Lo aclaramos porque hemos recibido voces de rechazo que ponen en duda que las bandas que dominan los barrios, comunas y corregimientos, estén repartiendo mercados en los territorios humildes donde hacen presencia. No inventamos nada, todos nuestros artículos son veraces y tenemos pruebas y fuentes.

En días pasados expusimos que el combo los Chivos, en el corregimiento Altavista, estaba entregando mercados a las personas más necesitadas. Que, por el contrario, el combo los Pájaros, en la parte alta de la comuna 16, estaba atracando a los habitantes del sector. Somos receptores de denuncias de ciudadanos que no encuentran respuesta en las autoridades. Esta plataforma siempre estará disponible para todos los habitantes de Medellín, de Antioquia, del país, para que den a conocer lo que está ocurriendo en sus barrios, en sus lugares de habitación.

Puede leer: Covid-19 en Medellín: Combo Pájaros asalta viviendas en Belén; combo los Chivos lleva mercados a Altavista

Segundo, si los combos están haciendo esta entrega de mercados, es porque el Estado tiene abandonados a los pobres, a los más humildes, a los más necesitados. No es un tema exclusivo de la pandemia. Ya lo dijimos también: decirles que se queden en la casa es fácil, pero no lo harán porque no tienen para comer. Terminarán los beneficiados protegiendo a los bandidos, porque en momentos de crisis fueron los únicos que los socorrieron. Para que eso no ocurra, señor alcalde Quintero, señor gobernador Gaviria, señor presidente Duque, hagan presencia en estas zonas marginales con alimentos, salud, vivienda, educación. No solo con presencia militar o policial o haciendo rondas con helicópteros “megáfonoportados”.

También puede ver: ¿Intervendrá el crimen urbano y rural en Medellín en la cuarentena obligatoria?

Y tercero, el combo la Agonía, nacido en las entrañas de ese sector del barrio Antonio Nariño y que delinque, además, en El Salado y El Socorro, no está desmantelado. Hace poco las autoridades difundieron la captura de 47 presuntos integrantes de esa estructura criminal.

Alias la Chinga, alias Santiaguito y alias Mono Florida fueron algunos de los capturados el 26 de febrero de 2020. Estos, en la calle, obedecían las órdenes que desde las cárceles todavía imparten alias Diego Almuerzos, alias Pocho, alias Pastrilli, alias Jony Caca y alias Totono. Lo dicen las autoridades. De los capturados, ya muchos están libres. El recambio impide que este combo desaparezca. Los líderes de plazas, de cobros de extorsiones, ya fueron reemplazados. Las autoridades trabajan incansablemente para desarticular estas estructuras, pero parece que con cada golpe resurgen con mayor fuerza. Algo está fallando.

Para no desaparecer, la Agonía, como otros combos del Valle de Aburrá, recluta menores de edad. Los utilizan para llevar armas, drogas y cometer homicidios. Es recordado el caso del 27 de marzo de 2019, día en que un niño de 14 años mató al comerciante Darío Hincapié y a Mateo Cuesta en una licorera contigua a la estación Santa Lucía del Metro.

Uno de los momentos críticos de la Alcaldía de Federico Gutiérrez fue cuando alias Makelele mató en julio de 2018 a un conductor en el barrio Calasanz. Ese día inició una guerra entre la Agonía y la banda el Coco que cobró muchas vidas, entre ellas la del niño Juan José Pérez, de 13 años. El hecho se registró el 23 de noviembre de ese año. Hombres de la Agonía llegaron a un callejón de la calle 49BB con carrera 93 y lanzaron una granada. La abuela del menor y un tío resultaron heridos.

Estos casos se han dado por lo general después de que se anuncia el desmantelamiento de esta banda. Ahora, la Agonía está repartiendo mercados y presume de sus “acciones humanitarias” en redes sociales. ¿Qué harán las autoridades?

Compartir:
Total
51
Shares
Previous Post

La oposición de Venezuela dice que Maduro miente sobre los test de COVID-19

Next Post

Nueva York, epicentro mundial de la pandemia, suma 113.704 contagiados y espera la llegada del pico en 7 días

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: