Habitantes de Ituango denunciaron ante las autoridades que una estructura delincuencial fuertemente armada recorrió algunos predios de esa localidad del Norte de Antioquia y realizó un inventario ilegal de cosechas y ganado y empezaron a cobrar extorsión por cada carga de panela y café.

Los denunciantes dijeron a Caracol radio que la situación de orden público en el municipio es grave y aumenta con el paso de los días. Los ilegales fijaron precios y por cabeza de ganado, por ejemplo, tienen que pagar cien mil pesos.

Asimismo, cada campesino debe informar a los ilegales cuándo recibirán visitas, quiénes son esas personas y cuánto tiempo estarán en la zona. De no cumplir con esta exigencia, se prohibirán las visitas de familiares y/o allegados.

Ante la delicada situación de orden público, muchos propietarios de predios y comerciantes han decidido abandonar el municipio por temor a las acciones sangrientas tanto de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, como de los Caparrapos y las disidencias de las Farc.

Este año, más de 300 personas han abandonado Ituango por amenazas y por temor, según la Personería local. Aunque hay presencia de Policía y Ejército, esta no impide a las estructuras criminales continuar con su accionar delictivo.