Familia regresó a su parcela porque Ejército le prometió seguridad y un hijo pisó mina antipersona

Compartir:
“El menor herido recibió los primeros auxilios por los enfermeros de combate en una base militar cercana y posteriormente fue evacuado en un helicóptero militar medicalizado y acondicionado para atender esta clase de emergencias”, indicó el Ejército en el escrito.
Compartir:
Compartir:

La comunidad de la vereda La Flecha, del municipio de Puerto Libertador, Córdoba, en límites con Ituango, está consternada, dolida y molesta por lo que ocurrió este jueves 25 de abril.

La familia Mazo Castrillón, desplazada de su parcela el 21 de marzo de 2019 por grupos armados ilegales de origen paramilitar, regresó a su predio creyendo en el componente de seguridad que el Ejército Nacional y la gobernación de Córdoba aseguraron garantizar a los desplazados para conseguir que retornaran a su tierra.

A eso de las seis de la tarde del jueves, el joven Diego Mazo Castrillón, de 16 años de edad, caminaba cerca de la quebrada Zabaleta, de la vereda la Flecha, cuando cayó en una mina antipersonal, sufriendo heridas considerables en una de sus piernas.

El adolescente tuvo que ser trasladado en un helicóptero del Ejército, que llegó al sitio a las 10:30 p.m., hasta un centro médico de la ciudad de Montería, en el que tratan de salvarle la pierna.

La Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, Ascscucor, lamentó el hecho y calificó como falaz e irresponsable el discurso de “seguridad en los territorios” que predican la gobernación de Córdoba y la Séptima División del Ejército.

“La gobernadora de Córdoba, Sandra Devia Ruiz, y el general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército Nacional, hicieron sentir a los desplazados que las condiciones de seguridad estaban dadas para retornar. Así lo manifestaron en su visita el día 6 de abril en el corregimiento Juan José y luego por diferentes medios de comunicación”, recordó la Asociación en un comunicado.

“Exigimos a la Procuraduría General de la Nación y a la Fiscalía General de la Nación que investiguen y sancionen a quienes sean responsables de lo ocurrido, así como a la gobernadora Sandra Devia Ruiz y al general Juan Carlos Ramírez, por generar una falsa sensación de seguridad y con ella llevar a que la familia del menor Diego Mazo retornara sin prestar el más mínimo de garantías”, acusó Ascscucor.

Ejército lamentó el hecho y culpó a las AGC
En un comunicado, el Comando de la Séptima División del Ejército Nacional, lamentó lo ocurrido la noche del pasado jueves 25 de abril en la vereda La Flecha.

La institución castrense señaló que el artefacto explosivo fue puesto por la subestructura Rubén Darío Ávila de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC o Clan del Golfo, con el objetivo de atacar a la comunidad y a la fuerza pública de esa zona.

“El menor herido recibió los primeros auxilios por los enfermeros de combate en una base militar cercana y posteriormente fue evacuado en un helicóptero militar medicalizado y acondicionado para atender esta clase de emergencias”, indicó el Ejército en el escrito.

A esa zona, aseguró el Ejército, fueron enviadas más tropas, con el objetivo de ubicar y neutralizar la posible presencia de más minas antipersona y de rastrear y localizar a los culpables de atentar contra la población civil.

Compartir:
Total
0
Shares
Previous Post

Con ayuda de un recluso extorsionaban a una familia en San Roque, Antioquia; Ejército los capturó

Next Post

Eln es autor de atentado contra batallón del Ejército en Saravena, Arauca, según presidente Duque

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: