La zona donde fueron hallados los cuerpos es objeto de disputa territorial por pandillas locales por el control del microtráfico.

La Fiscalía avanza en las tareas de investigación luego del brutal homicidio de una pareja, un hombre y una mujer, cuyos cuerpos fueron encontrados decapitados en el kilómetro 6 de la vía al corregimiento de La Buitrera, en el sur de la ciudad.

Luego de que técnicos forenses de los laboratorios de genética del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Suroccidente adelantarán los análisis de tipificación molecular y el cotejo de perfiles genéticos, se pudo lograr la identificación de las dos víctimas.

También los peritos analizan las causas de la muerte de las víctimas.

Los cadáveres, cuyas cabezas fueron halladas a 400 metros del sitio de hallazgo, estaban empacados dentro de costales, que fueron arrojados al río Meléndez.

Varios habitantes de la zona alertaron a la Policía Metropolitana de Cali sobre los malos olores entre los sectores de El vagón y Las Palmas, por lo que fue necesario hacer una inspección del sitio, hallando los restos encostalados.

Hasta el momento, investigadores de Policía Judicial recogen versiones de los vecinos para establecer alguna pista que lleve a los autores del crimen.

De acuerdo con las primeras versiones entregadas, la zona es objeto de un conflicto entre pandillas locales, que se disputan el control de la venta y distribución de drogas y estupefacientes, y la situación ha generado una verdadera guerra.

Los móviles y autores del crimen de la pareja son materia de investigación por los delitos de homicidio agravado.