IFMIF-DONES, pieza esencial del puzle hacia la fuente de energía del futuro

Terrenos de Escúzar (Granada) donde se construirán los edificios del IFMIF-DONES.EFE/ IFMIF-DONES España//SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)//
Compartir:

Granada (España), 24 de noviembre de 2022.- Detrás de siglas como ITER, DEMO o IFMIF-DONES y más allá de la complejidad tecnológica propia de una iniciativa de primer nivel, hay un gran proyecto al que la comunidad científica internacional mira desde hace décadas y también ahora la humanidad para desarrollar una nueva fuente de energía limpia, segura y prácticamente ilimitada: la energía de fusión.

El coordinador de la Oficina de IFMIF-DONES, José Aguilar, explicó en una entrevista con EFE la hoja de ruta para la producción de electricidad gracias a esa energía de fusión, que espera completarse a mediados de este siglo, que requiere de varios grandes proyectos para conseguirlo, y en la que Granada, Andalucía y España van a ser una “pieza esencial” en el camino de la humanidad hacia una fuente de energía del futuro.

– ¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SERVIRÁ IFMIF-DONES?

Entre el reactor de fusión ITER, que actualmente se construye en Francia para demostrar tanto la viabilidad técnica de la fusión como que es posible “construir un Sol en la Tierra”, y el proyecto DEMO, previsto para la década de los 50 y que será un reactor de fusión que trabaje en modo continuo y que logre producir electricidad gracias a la energía de fusión, se encuentra el IFMIF-DONES.

Este último proyecto, que se ubicará en la localidad española de Escúzar, en Granada (sur de España), será una instalación científica para averiguar cuáles son los materiales adecuados para llevar a cabo esa máquina (DEMO), por lo que estudiará y validará aquellos con los que construir los reactores de fusión del futuro.

Para ello, creará un ambiente similar al que “sufrirán” esos materiales y, de forma experimental, podrá saber cuáles se comportan mejor y, por tanto, resulten candidatos idóneos para las máquinas que ayuden a producir la energía de fusión del futuro.

– ¿POR QUÉ SE HABLA DE ACELERADOR DE PARTÍCULAS?

Dentro de la instalación científica del IFMIF-DONES habrá una máquina muy especial, única en su tipología y que nunca antes se ha construido: un acelerador de partículas. Este será una parte muy importante del proyecto, que también contará con otros sistemas de enorme complejidad tecnológica como el circuito (lazo) de litio más grande construido o sistemas de irradiación de materiales.

– ¿CÓMO Y CUÁNDO SURGIÓ EL PROYECTO PARA GRANADA?

Después de que la comunidad científica internacional identificara la necesidad de contar con una instalación como IFMIF-DONES, en 2017 y después de que Croacia y España presentaran “candidaturas” separadas, se llegó a un acuerdo y esta pasó a ser conjunta, de modo que se propuso y se decidió el municipio granadino de Escúzar.

– ¿EXISTEN OTRAS CANDIDATURAS O COMPETIDORES?

Desde 2017 la palabra “candidatura” no tiene sentido, ya que tras la alianza entre Croacia y España tan solo hay una candidatura. Siempre se ha hablado de Japón como competidor, pero no es así porque entre el país nipón y la Unión Europea existe colaboración muy cercana en el sector de la energía de fusión y, en concreto, también en el camino para desarrollar IFMIF-DONES.

En Japón ya se construyó y está en marcha un prototipo del acelerador que se hará en Granada, algo que se hizo en el marco de un gran acuerdo de colaboración entre la Unión Europa y el país asiático para el desarrollo de esta nueva fuente de energía.

– ¿CUÁL ES EL CALENDARIO PREVISTO?

Tras varios años de ingeniería, la fase de construcción se iniciará en 2023 y llevará una década, con lo que se prevé que en 2033 se tenga la instalación preparada para funcionar. A partir de entonces, arrancará la fase de explotación científica de la infraestructura y, después de algunos años de experimentación, se darán los primeros datos útiles para DEMO, tras lo que se seguirá trabajando durante las siguientes décadas.

– ¿QUÉ REPERCUSIÓN TENDRÁ EN ECONOMÍA Y EMPLEO?

En el último estudio de impacto socioeconómico realizado en 2019, se estimaba que la producción en España superará los 6.000 millones de euros y que los empleos creados en la vida útil serán superiores a los 50.000. No obstante, más importante que las cifras, será el valor enormemente transformador que esta infraestructura tendrá en su ámbito de influencia a todos los niveles.

– ¿CÓMO SE ESTÁ AFRONTANDO SU FINANCIACIÓN?

Para proyectos de “gran ciencia”, más que de financiación como tal, se debe hablar de un modelo de “contribución en especie”, en el que cada país o miembro hace una parte de los sistemas, máquinas y equipos que hay que construir y luego se juntan todos en un mismo lugar. De esta manera, los países que contribuyen a los proyectos consiguen que sus industrias nacionales puedan desarrollarse, muchas veces en campos tecnológicos específicos.

Actualmente, existe ya el compromiso de España y de Croacia y se espera que en las próximas semanas o meses se confirme el de otros países de la Unión Europa o incluso de fuera. Todas las conversaciones a nivel internacional, para definir el interés ya existente de todos esos países, se transforma en contribuciones concretas, que se están llevando a cabo desde el Consorcio IFMIF-DONES España.

Roberto Ruiz Oliva

EFE

Compartir:
Total
1
Shares