Intensos ataques rusos en el este de Ucrania: Avances en Donetsk y Lugansk

350
Soldados ucranianos inspeccionan una zona atacada por Rusia en Járkov este 30 de junio. EFE/EPA/SERGEY KOZLOV

Kiev/Moscú, 2 jul – Las fuerzas rusas siguen atacando a lo largo de toda la línea del frente y Moscú continúa reivindicando la conquista de nuevas localidades en el este de Ucrania, donde las tropas de Kiev tratan de contener las embestidas rusas e infligen al enemigo un gran número de bajas que de momento no es suficiente para frenar sus avances.

Según el Estado Mayor ucraniano, Rusia lanzó en las últimas 24 horas el mayor número de ataques en dirección a la localidad ucraniana de Pokrovsk, en la región oriental de Donetsk. Ucrania dice haber repelido allí durante la pasada jornada un total de 49 ataques enemigos.

Rusia también ataca con intensidad en el eje del frente de Toretsk de la misma región de Donetsk, en el que lanzó ayer 28 ataques.

El canal militar de Telegram ucraniano DeepState ha informado de avances rusos en las últimas horas en cuatro zonas distintas del frente situadas en las regiones orientales de Lugansk y Donetsk.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso informó ayer de la toma de las localidades de Stepova Novoselivka (en la región nororiental de Járkov) y de Novopokrovske (en Donetsk).

Los militares rusos ya informaron en los tres días anteriores de la toma de otros cuatro pueblos de la región de Donetsk.

El Ministerio de Defensa de Rusia también aseguró hoy haber destruido cinco cazas multipropósito ucranianos Su-27 en un ataque con misiles contra el aeródromo ucraniano de Mirgorod, unos 200 kilómetros al este de Kiev.

Kiev perdió la iniciativa en el frente el pasado otoño tras agotarse sin los resultados esperados la contraofensiva que lanzó durante el verano.

Pese a la llegada en las últimas semanas de nuevo armamento y munición de EEUU y otros países occidentales, Ucrania no ha conseguido por el momento detener los avances de Rusia, que sigue ganando gradualmente terreno en el este gracias al constante flujo de nuevos soldados que suplen las bajas y al uso masivo de bombas aéreas guiadas para destruir posiciones ucranianas.

EFE