A las 3 de la mañana del lunes 2 de julio de 2018, en el barrio Las Pavas, del municipio de Tarazá, Bajo Cauca antioqueño, fue asesinado Leonedis Aleiser Sierra Ortiz, de 25 años, miembro la Junta de Acción Comunal de San Agustín Bajo, corregimiento de El Guáimaro, de Tarazá.

Hombres armados le dispararon hasta dejarlo mal herido. Fue trasladado a un centro médico, en el que murió tres horas después.

Su familia reclamó el cadáver y lo trasladó al corregimiento de Santa Rita, de Ituango, Norte de Antioquia, de donde era originario, para darle sepultura.

Continúa así el inclemente y cruel asesinato de líderes sociales, comunales y defensores de Derechos Humanos en el departamento de Antioquia, ante la negligencia del Estado colombiano.

Análisis Urbano y Corpades lamentan y repudian este hecho y exigen al Estado que haga presencia efectiva e integral en las zonas afectadas por el conflicto armado, que apoye el trabajo de las Juntas de Acción Comunal, que ponga en marcha de manera urgente las medidas necesarias para proteger a líderes, organizaciones y comunidades defensores de Derechos Humanos e iniciar con prontitud y diligencia las respectivas investigaciones que permitan identificar y judicializar a los autores de los crímenes perpetrados contra líderes sociales y comunales, defensores de Derechos Humanos y excombatientes de las Farc.