Los hermanos Campos Reyes irán a prisión por un homicidio en El Espinal

396
Los hermanos fueron detenidos en cumplimiento de la orden de captura que pesaba en su contra. Foto de la Fiscalía General de la Nación, FGN

Los hermanos Óscar y Nelson Fabián Campos Reyes habrían disparado a un hombre que iba en bicicleta; la víctima fue a pedir ayuda a su cuñado, quien también recibiría varios disparos, ultimandolo.

Con información de la Fiscalía General de la Nación,
FGN

ESPINAL, TOLIMA, COLOMBIA (24 MAY 2024) – Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de control de garantías ha impuesto medida de aseguramiento en centro carcelario contra los hermanos Óscar y Nelson Fabián Campos Reyes, presuntos responsables del homicidio de un joven de 26 años y de lesionar a otro hombre en El Espinal.

Según la investigación, el pasado 10 de marzo en la vereda Minuto de Dios, los hermanos Campos Reyes, a bordo de una motocicleta, habrían disparado contra un hombre que se desplazaba en una bicicleta. La víctima, herida, logró huir y avisar a su cuñado, quien fue en su ayuda, solo para recibir también varios disparos que acabaron con su vida.

La Fiscalía imputó a los hermanos los delitos de homicidio, tentativa de homicidio y fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, todos en su modalidad agravada. Los acusados no aceptaron los cargos.

La medida de aseguramiento en centro carcelario subraya el compromiso de las autoridades colombianas en la lucha contra la violencia y la impunidad, garantizando que los responsables de estos actos enfrenten las consecuencias de sus acciones en un proceso judicial adecuado.

A.U.


La información contenida en este boletín de prensa corresponde a la narración de los hechos noticiosos objetivos, suministrados por los funcionarios encargados de adelantar las investigaciones penales al interior de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación. Para el momento de la divulgación de este comunicado, la situación jurídica de la(s) persona(s) relacionada(s) se encuentra pendiente de resolver por la autoridad judicial competente, siempre bajo los preceptos de la presunción de inocencia, consagrados en el artículo 29 de la Constitución Política y el artículo 7º de la Ley 906 de 2004.