Los pacientes críticos en Chile volvieron a aumentar pese a rápida vacunación

La tasa nacional de positividad -test PCR positivos por cada 100 exámenes realizados- fue del 12,7 % este miércoles y se sumaron 5.176 casos y 39 decesos nuevos, que dejan el balance total de la crisis sanitaria en más de 1,3 millones de contagios y 28.624 fallecidos. EFE /Alberto Valdes /Archivo
Compartir:

Santiago de Chile, 26 mayo.- Chile registró este miércoles más de 3.000 pacientes con covid-19 en estado crítico, una cifra que no se informaba desde hace semanas, cuando el país vivía los peores momentos de una segunda ola que puso contra las cuerdas al sistema hospitalario.

En las últimas 24 horas se contabilizaron 3.023 personas ingresadas en unidades de cuidados intensivos, lo que implica que solo quedan 174 camas libres en unidades de este tipo en todo el país.

La tasa nacional de positividad -test PCR positivos por cada 100 exámenes realizados- fue del 12,7 % este miércoles y se sumaron 5.176 casos y 39 decesos nuevos, que dejan el balance total de la crisis sanitaria en más de 1,3 millones de contagios y 28.624 fallecidos.

En marzo y abril, los casos nuevos diarios superaron máximos históricos, por encima de los 9.000, y la tasa de ocupación de las camas UCI superó durante semanas el 95 %, lo que llevó al Gobierno a exigir a hospitales públicos y privados el aumento de la dotación de camas al 130 %.

Con la llegada de mayo, el país parecía salir de esta grave segunda ola, pero hace días se produjo un aumento de los contagios diarios en paralelo a un exitoso proceso de vacunación.

Chile ha logrado vacunar a más del 50 % de la población objetivo -9,7 millones de personas-, una marca que lo sitúa como el segundo país del mundo con más población completamente inoculada detrás de Israel, según datos de la Universidad de Oxford.

Con una dosis, se ha vacunado al 66 %, en su mayoría con la vacuna del laboratorio chino Sinovac, y en menor medida de Pfizer y AstraZeneca, que se aplicará a hombres mayores de 18 años y mujeres mayores de 55 años.

Hace un mes, las autoridades iniciaron un proceso de apertura gradual, atrasaron el toque de queda y levantaron cuarentenas en decenas de barrios del país que pudieron abrir entre semana bares, restaurantes y comercio no esencial después de un mes de encierro.

El país mantiene las fronteras blindadas hasta el 15 de junio, el toque de queda de 22.00 horas a 5.00 horas y el estado de excepción por catástrofe desde hace más de un año.

Compartir:
Total
1
Shares
Previous Post

Sindicatos exigen ayuda para los pobres y frenar las privatizaciones en Brasil

Next Post

Indispensable incorporar inteligencia artificial a formación de emprendedores

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: