Medellín superó la cifra de 300 homicidios, la inseguridad aumenta y la extorsión ya es un impuesto más

Imagen de Cubanos por el Mundo.
Compartir:

Medellín, 3 octubre de 2021.- El mes de septiembre de 2021 cerró con un homicidio cometido en el barrio Moravia, de la comuna 4 Aranjuez. El jueves 30, a las 5:21 p.m., en el sector El Morro, carrera 60 con calle 82, fue baleado Cesar Arley Rodríguez Ramos, de 25 años de edad. Según las autoridades, Cesar Arley, dedicado a los oficios varios, acudió a una cita a ese lugar y se encontró con la muerte. Con este hecho de sangre ascendió a 32 el número de personas asesinadas en Aranjuez durante el año 2021, 10 sucesos más que en igual periodo del año 2020, cuando fueron ultimadas 22, un aumento del 45 %.

(En contexto: (Mataron a Eric Van Dixon en la comuna 13; fue el homicidio 300 en Medellín en 2021)

Tomado de: Sistema de Informe diario de Homicidios. Información para la Seguridad y la Convivencia – SISC.

Esa comuna es la segunda más violenta de Medellín, después de la Candelaria o Centro de la ciudad, que registró 59 asesinatos entre enero y septiembre, un incremento del 48 % en comparación con igual lapso de tiempo del año anterior, cuando fueron reportados 40 homicidios, 19 casos menos, según el reporte del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia de Medellín, Sisc.

En cuanto a Medellín, se verificaron 299 asesinatos entre enero y septiembre de 2021 (272 hombres y 27 mujeres), mientras que en ese mismo periodo del año 2020 se registraron 289 hechos, diez menos, lo que significa que este año se han incrementado los eventos en un 3 %, un promedio de 1,1 casos por día. Haciendo una proyección, este año cerrará con 405 homicidios.

Tomado de: Sistema de Informe diario de Homicidios. Información para la Seguridad y la Convivencia – SISC.
 

Tomado de: Sistema de Informe diario de Homicidios. Información para la Seguridad y la Convivencia – SISC.

Sin embargo, hay que decir que si se comparan los meses de septiembre de 2020 y el de 2021, se presenta una reducción del 12 %, pues el año pasado en ese mes mataron a 34 personas, mientras que en este van 30 casos. Las estadísticas sirven para comparar y realizar diagnósticos que permiten asegurar, como en este caso, que estamos mejor que el año pasado porque son cuatro episodios menos. Es un tema de percepción con el que, sin embargo, hay que tener cuidado, porque si observamos bien, fueron 34 el año pasado y 30 este, un total de 64 homicidios en los dos septiembres, son 64 familias que perdieron a sus seres queridos, que los lloran y que no los olvidan. Seguramente no estarán diciendo que Medellín es un paraíso, el mejor vividero. No, tanta sangre derramada no es un motivo para sacar pecho.

La Personería de Medellín asegura que la disputa por el territorio, el control de rentas ilegales, la extorsión, el hurto y el tráfico de drogas; estaría influyendo en el aumento de este delito.

Cortesía Denuncias Antioquia.

Para William Yeffer Vivas, Personero de Medellín, es vital agilizar los procesos de categorización de los homicidios en la ciudad, para poder realizar una intervención acertada y articulada por parte de los organismos de investigación, las autoridades y la administración. “Es preocupante el crecimiento acelerado en los índices de homicidios en la ciudad y el fortalecimiento de los grupos delincuenciales que inciden de manera directa en dicho aumento, es necesario establecer de manera pronta causas y responsables, para emprender acciones eficaces, sobre todo en la garantía de los derechos para la ciudadanía” declaró el Personero de Medellín.

La comuna 10, Candelaria, es la que presenta la mayor cantidad de homicidios. Entre las causas de ese delito están: convivencia, grupos delincuenciales, hurtos y violencia de género.

Se disparó el hurto

En las redes sociales, gracias a las cámaras de seguridad, han circulado videos en los que se evidencian los casos de hurtos en la ciudad, que han aumentado considerablemente en los últimos meses, debido en gran medida a que en los combos no se están dando los pagos de las estructuras criminales que los patrocinan y los bandidos han tenido que salir a robar.

El 9 de septiembre, un jueves, fue víctima de un hurto el exfutbolista barranquillero Macnelly Torres, quien se encontraba con varios amigos en un local comercial del barrio San Germán, en la comuna 7, Robledo. Ese mismo día en la comuna 16, Belén, un hombre se hurta las pertenencias que ha dejado un ciudadano desprevenido en su vehículo particular y escapa en un taxi.

El viernes 10 de septiembre, a las 8:30 p.m., fueron atracadas varias personas que se encontraban en un restaurante del barrio El Salvador, comuna 9, Buenos Aires. Un sujeto armado las encañonó con un arma de fuego y les hurtó sus pertenencias, celulares y dinero.

El miércoles 15 de septiembre, a las 10 de la noche, dos hombres que portaban armas al parecer traumáticas intimidaron a los presentes en un establecimiento comercial de la calle 46 con carrera 84, barrio La Floresta. Un vigilante evitó el hurto y disparó a los sujetos, impactando a Santiago Álvarez Duque, de 26 años de edad, quien murió, y también a su compinche, quien se encuentra en un centro asistencial recibiendo atención médica.

Hasta los agentes de la Policía han llevado del bulto. Dos uniformados resultaron heridos cuando evitaban el robo de un taxi en el barrio El Socorro, de San Javier, comuna 13. Dos hombres le hurtaron el vehículo de transporte público a un taxista, lo amarraron, lo amordazaron y lo golpearon. Esto sucedió el jueves 29 de septiembre a las 10 de la noche. La víctima contó lo sucedido a la patrulla, que reaccionó y fue tras los ladrones, que los atropelló con el mismo taxi. Los policiales fueron auxiliados y enviados a un centro asistencial, mientras que los bandidos fueron arrestados más adelante.

El caso más reciente ocurrió en un restaurante de Belén La Gloria, comuna 16, en el que sujetos motorizados y armados ingresaron para robar.

En los barrios El Poblado, Laureles, Centro y la América es donde más se presentan estos casos. Sin embargo, lectores de Análisis Urbano nos cuentan que en toda la ciudad ha aumentado el hurto en sus diferentes modalidades: cosquilleo, mano armada, estafa, fleteo, a personas, carros, comercio y motos. Con corte a septiembre, en Medellín se han cometido este año 2.100 hurtos al comercio, van 14.500 hurtos a personas, 1.100 hurtos a residencias, 2.950 hurtos de motos y 550 hurtos de carros. En total, en 2021 se han cometido más de 21.100 hurtos en todas sus modalidades y que, por supuesto, han sido denunciados. Eso significa que puede ser mayor la cifra, pues no todo el mundo denuncia porque no sabe cómo hacerlo o porque no confía en las autoridades.

Cifras Policía Nacional.

Los índices de la delincuencia registran una tendencia al aumento con respecto al 2020, año en el que, no podemos olvidar, se presentó un periodo de aislamiento obligatorio y restricciones de movilidad por causa de la pandemia Covid-19.

La extorsión, un impuesto más

En Medellín, el alcalde Daniel Quintero anunció el 3 de febrero de 2021 que la Policía implementó una estrategia articulada para contrarrestar el actuar delincuencial, con el lanzamiento del Grupo Táctico Antiextorsión. El equipo está conformado por 70 policías del Gaula y la Unidad Nacional de Intervención Policial (Unipol), cinco camionetas, 25 motocicletas, cámaras del 123, drones y el helicóptero Halcón.

El 4 de marzo anunciaron la captura de tres personas: alias Cherman, del combo la Divisa que delinque en la comuna 13; alias el Gordo, del combo los Machacos de Castilla; y alias Pingüi, de la banda los Chatas de Bello. Dijo la Policía que a marzo de 2021 había capturado a 15 personas en Medellín por el delito de extorsión.

En agosto, de nuevo la Policía informó que había evitado el pago de extorsiones por un valor de $1.242 millones y que había capturado a 145 integrantes de combos pertenecientes a los Chatas, la Sierra y la Terraza por ese delito. “Entregamos la Plaza de Mercado de Campo Valdés como zona libre de extorsión”, dijo ese día el secretario de seguridad de Medellín, José Gerardo Acevedo Ossa.

El pasado 21 de septiembre, sin embargo, el golpe más fuerte a la extorsión lo propinó la Dirección de Investigación Criminal Dijín, de Bogotá, que entre otras cosas, es la que realiza las capturas importantes en Medellín, porque a la Meval no le va muy bien en eso que digamos. Muy extraño…

Fueron capturados German Augusto Ramírez Ramírez, alias Mancho, quien actuaba a nombre de John Fredy Pabón González, alias Toño, de la banda Robledo, de la comuna 7 de Medellín, quienes monopolizaban la distribución de pipetas de gas. “Monopolizaban todo el negocio del gas. Recibían la pipeta directamente del distribuidor a $50.000. A nosotros nos la dejaban a $80.000, para que la revendiéramos a $86.000. Y fuera de eso, nos extorsionaban con sumas entre los 6 y los 10 millones de pesos”, dijo uno de los afectados. La Dijín también capturó a alias Muletas, de la banda la Oficina del Doce, señalado de intimidar a comerciantes, habitantes y transportadores para que pagaran la “vacuna” a cambio de seguridad. Los protegía de él mismo. La Policía aseguró que con estas capturas los ciudadanos podrían estar más tranquilos.

Imagen de Noticias Caracol.

No obstante, tenderos consultados por Análisis Urbano aseguran que la Policía lleva cifras equivocadas en lo que concierne a la extorsión en la ciudad. “La Policía cree que si la gente no llama a denunciar la extorsión, es porque no hay casos. También dicen que si no hay denuncia, es muy difícil capturar a los vacunadores. Y también dicen que si no denunciamos, que después no digamos que ellos no actúan”, señaló don Pedro, tendero desde hace más de 20 años en un granero del barrio Miramar, noroccidente de Medellín. Hace poco mataron a don Luis, un tendero del barrio Pilarica. A las cinco de la mañana, cuando apenas se empezaba a tomar el tinto, un sicario se le acercó y le disparó. Don Luis denunció semanas atrás el cobro de extorsión del cual era víctima. Y lo mataron.

Imagen de archivo.

Por eso sus colegas en los alrededores pagan la vacuna callados, sin contarle a nadie. “Es que ya uno se acostumbra. Se vuelve rutinario. Simplemente hacemos de cuenta que es como un impuesto. Pagamos y ya. No nos vamos a hacer matar. La gente en Medellín paga la vacuna, calladitos todos, ya lo tienen entre los gastos: pagar servicios, pagar el celular, pagar el arriendo y los impuestos predial y el ilegal. Uno no sabe siquiera de dónde vienen esos malditos, porque por acá no hay combos ni nada de eso”, agregó don Pedro.

El 2 de septiembre, el Gaula de la Policía anunció la captura a nivel país de 182 personas por el delito de extorsión en desarrollo del operativo denominado “Avalancha”. En Bogotá capturaron a alias Chita, de los Demoledores; en el Chocó a alias Yefer, líder de la banda los Locos del Yam, y en Buenaventura a alias Pisco, Trenzas y Chucky, señalados integrantes del combo la Local. Como es costumbre, la institución dijo que había capturado también a algunos malandros en Medellín y en otros municipios de Antioquia, dedicados a la extorsión. Pero no dijeron cuántos, en dónde y de cuál grupo son. Una avalancha de mentiras. ¿Falsos positivos?

Y en Robledo, nos cuentan, que una vez capturaron a alias Mancho, los bandidos enviaron a su reemplazo, quien llegó más bravo, ofreciendo sangre si seguían de “sapos”. Y, además, subieron el valor de la pipeta de gas, que ya está a $90.000.

Grupo Táctico Antiextorsión .

A los integrantes del Grupo Táctico Antiextorsión solo los hemos visto en fotos que ellos mismos envían y, de todo corazón, esperamos que estén trabajando y que hayan hecho muchas capturas, por el bien de los antioqueños y de todos los colombianos en general, porque no sabemos nada de ellos desde marzo.

Compartir:
Total
21
Shares
Previous Post

Atención Colombia: Andrés Parra, Platino a mejor actor de televisión por “El robo del siglo”

Next Post

Pandora Papers: expresidentes Gaviria y Pastrana, salpicados en los “Papeles de Pandora”

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: