¿Pelusos o EPL? La organización que el gobierno no quiere reconocer como guerrilla

FECHA:

Luego de la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Farc cambió de manera prominente el escenario del conflicto en Colombia. Con el desarme y posterior desmovilización de las Farc fueron otros grupos armados los que adquirieron importancia en los territorios.

La dinámica del conflicto cambió. Las zonas que antes copaban las distintas estructuras y frentes de las Farc fueron abandonadas y muchas de ellas se encuentran en disputa. El Estado colombiano no hizo presencia en la mayoría de estos lugares y distintos grupos armados ahora intentan tomarlas.

Hay que tener en cuenta dentro de este escenario que las rentas de las actividades ilegales siguen siendo muy bien apetecidas por los grupos armados. El narcotráfico —con toda su cadena—, la minería ilegal, el tráfico de madera y de personas y el contrabando siguen siendo los proveedores de dinero para los grupos armados, y son estas cosas las que sostienen su lucha.

Los grupos armados que más figuran hoy en día dentro del país son el ELN, las disidencias de las Farc, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y Los Caparrapos. De estos el que quizás más destaca es el ELN, que se ha mantenido firme luego del desarme de las Farc.

Pero al lado de estos grupos hay otro con gran arraigo dentro del país y es el EPL. Aunque con menos miembros que el ELN, el Ejército Popular de Liberación es otra de las guerrillas que surgió en Colombia el siglo pasado y que se ha mantenido hasta nuestros días.

El gobierno denomina al EPL como “Los Pelusos”, pero el mismo grupo se reconoce como EPL y como una guerrilla activa, que hoy en día tiene su principal bastión en Norte de Santander, sobre todo en la región del Catatumbo.

El EPL tuvo su origen en 1967 cuando hombres como Libardo Mora Toro, Pedro León Arboleda y Francisco Caraballo decidieron comenzar a organizar una guerrilla diferente a la de las Farc, que era la predominante en la época.

El EPL comenzó sus acciones militares en el Bajo Cauca antioqueño, en Sucre y en el Magdalena Medio, y comenzó a generar adeptos y acciones contra el Estado que llamaron la atención de este. La ideología política del EPL se puede describir como marxismo – leninismo, y su objetivo desde su origen fue derrocar al Estado colombiano e instaurar un estado socialista que obedeciera a doctrinas de extrema izquierda.

Luego de su conformación, esta guerrilla comenzó a expandirse hacia territorios como el Urabá antioqueño, el Putumayo y Norte de Santander. Además de tener una confrontación con el Estado colombiano, el EPL comenzó a enfrentarse con otras guerrillas y grupos criminales del país, y no estableció alianzas con ninguno de ellos. Se recuerdan en particular enfrentamientos que se llevaron a cabo entre el EPL y las Autodefensas Unidas de Colombia en los territorios del norte de Antioquia.

Algo que diferenció al EPL desde sus inicios con otros grupos armados en Colombia fue el apoyo que está guerrilla tuvo de parte algunos sectores de la sociedad civil, que respaldaban a la guerrilla desde su ideología política y sus ideales. Como ejemplo de esto está la ciudad de Medellín, que en los años 70 nutrió al EPL con ayudas que fueron desde lo económico hasta de personal.

En este aspecto el EPL tiene ciertas similitudes con la guerrilla del M-19, pues ambas llegaron a tener un apoyo de sectores de la sociedad civil, apoyo que hay que reconocer que hoy en día no existe con el EPL, cuyas bases están mucho más diezmadas que en el siglo pasado.

La principal causa de la decaída del EPL fue la gran desmovilización que ocurrió en 1991 junto con miembros del M-19 y las Farc. Según cálculos de la época, alrededor del 95 por ciento de los miembros activos del EPL dejaron las armas y confirmaron un movimiento político llamado Esperanza, Paz y Libertad, que luego no tendría mucho futuro político. Lo concreto es que en 1991 2556 integrantes del EPL entregaron 850 armas.

No obstante, el movimiento no se extinguió y según reportes continuó reclutando personas y realizando operaciones militares. Se recuerda que en 1994 el EPL fue el grupo responsable de asesinar a Fidel Antonio Castaño, quien en ese entonces era el jefe máximo de las AUC. Esto sucedió en combate.

Otros hechos por los que se recuerda al EPL fueron la carta con extorsión a Álvaro Uribe Vélez cuando era alcalde de Medellín y sus negociaciones con Pablo Escobar Gaviria, quien intentó aliarse con el EPL para que lo protegieran de los Pepes. Al final, sin embargo, estas negociaciones no llegaron a ningún terminó y la alianza no se produjo.

A partir de entonces el EPL figuró en el país por algunos secuestros que realizó y por sus nuevas fuentes de ingreso, entre las que destaca el narcotráfico de cocaína. Más allá de esto el EPL estuvo detrás de las guerrillas de las Farc y el ELN, y no aparecía tanto en los diarios como estas.

Para la década de 2010 el EPL estaba ya reducido a un pequeño número de combatientes que tenía presencia sobre todo en la zona del Catatumbo. Ya no usaban tanto al secuestro y a la extorsión para su financiamiento, sino que apelaron casi de manera exclusiva al narcotráfico.

El principal cabecilla de esta organización fue alias Megateo, quien estaba en las listas negras tanto de Colombia como de Estados Unidos al considerarlo un criminal a cargo de grandes cadenas de narcotráfico.

Alias Megateo intentó hacer contacto en varias ocasiones con el gobierno de Juan Manuel Santos para realizar unos diálogos de paz, pero estos nunca llegaron a suceder. En octubre de 2015 alias Megateo fue abatido por las fuerzas del Ejército de Colombia en una operación militar que se llamó Solemne, que diezmó las ya reducidas estructuras del EPL.

Fue a partir de entonces que el gobierno colombiano se empezó a referir a este grupo como Los Pelusos, tratando de negar la denominación guerrillera que el grupo ostentaba y para clasificarlos más como otro grupo armado al margen de la Ley.

Esto se dio también por el uso que el EPL le ha dado al narcotráfico para financiarse y continuar existiendo, sobre todo en los últimos años. De ahí que se refieran al EPL como un grupo armado más, máxime cuando después de la muerte de alias Megateo no ha surgido una cabeza visible para la organización.

No obstante, aquello que el gobierno llama Los Pelusos no existe, y no es más que una denominación utilizada para negar el poder que ha llegado a tener el EPL en los últimos 52 años. Las intenciones políticas del EPL son en este momento inciertas, pero siguen siendo una organización de estructura guerrillera que incómoda al Estado y a otros actores, que tiene financiación que le da estabilidad y que hace presencia activa en territorios colombianos.

El gobierno colombiano no puede desconocer esta realidad, pues hacerlo es una minimización de lo que puede llegar a lograr un grupo armado como el EPL.

Lo último que conocimos del EPL fue el abatimiento de alias Pácora, quien era la persona que al parecer más fuerza tenía dentro de la organización. Esto sucedió en el municipio de Sardinata, en Norte de Santander. Las comunicaciones oficiales de esta acción militar siguieron llamando a este grupo como “Los Pelusos”.

El futuro del EPL es incierto y se desconoce si la organización podrá sobrevivir a los ataques del gobierno y del ELN, pero lo que sí es cierto es que este es un grupo conformado que aún tiene fuerza En el país.

COMPARTIR NOTICIA:

Síguenos en redes

145,000FansMe gusta
3,100SeguidoresSeguir
17,500SeguidoresSeguir
21,388SeguidoresSeguir
21,600SuscriptoresSuscribirte

Muro de Facebook

Popular

Más Noticias

¡Atención! Autoridades identifican a dos de los embolsados hallados en Medellín y Copacabana

https://analisisurbano.org/consternacion-en-la-comuna-13-de-medellin-por-el-macabro-hallazgo-de-una-mujer-torturada-y-ensabanada/325520/ Medellín, Antioquia, Colombia, 4 marzo de 2024.- En un...

¡Urgente! Juez pone en libertad provisional a Salvatore Mancuso, exjefe paramilitar de las AUC

Bogotá, 4 marzo de 2024.- Una jueza colombiana ordenó...

Colectivos exigen que México y Reino Unido intercedan por un homosexual detenido en Catar

Ciudad de México, 4 mar - Colectivos LGBTI y...