Persisten dudas en colegios privados sobre alternancia

Compartir:

Con las nuevas directivas del Ministerio de Educación para el retorno a las aulas, el sector de los colegios privados, si bien destaca que volver a clase será fundamental en los próximos meses, asegura que persisten las dudas en cuanto a la manera en que este proceso se debe dar.

El diario El Tiempo habló al respecto con Fernando Vita, coordinador de la Mesa Nacional de Educación Privada, quien explicó lo que viene para estas instituciones con el anuncio del Gobierno.

El Ministerio solo dio lineamientos generales, dejando la responsabilidad en las secretarías de educación. Cada establecimiento educativo, de acuerdo con su contexto, podrá determinar los aspectos para garantizar el cumplimiento de los protocolos bajo la vigilancia de cada autoridad local.

La alternancia dependerá de los índices de contagio y las condiciones en planta física, personal docente y cantidad de estudiantes.

¿Son suficientes estas medidas?

Son directrices demasiado amplias y poco específicas. De momento nuestro único referente son las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, como mantener la distancia social de un metro. En Colombia hasta ahora se ha hablado de manera etérea sobre este punto y no se sabe si debe ser un metro, metro y medio o dos metros.

Esto pasa con otros temas como el transporte escolar y las cafeterías. El Mineducación quedó de enviar unos protocolos acordados con el Ministerio de Salud, y de acuerdo con eso tendremos más luces.

¿Qué otras dudas hay con este modelo?

En ninguna parte dice cuál es el porcentaje de alumnos que puede estar al mismo tiempo en las instalaciones ni con qué criterios se toma esta decisión.

Se infiere que un colegio podría optar por tener a todos los alumnos de un grado presencialmente una semana y, a la siguiente en casa; o por el contrario que un porcentaje de los estudiantes de un nivel estará ciertos días y el resto, un día diferente. En teoría hay cierta libertad mientras se cumplan los protocolos.

¿Habrá cambios en el calendario escolar?

La normativa actual permite modificar las vacaciones para cumplir con las horas de clase anuales. No creo que muchos colegios opten por esta alternativa.

La prestación del servicio está ligada a la contratación de los profesores, que normalmente se hace a diez meses. Utilizar el periodo de vacaciones implicaría un costo financiero adicional.

Seguramente las instituciones atrasadas en sus contenidos darán más horas de clase al día para cumplir con las 40 semanas lectivas al año, ya sea en el aula de clase o en casa a través de mecanismos alternativos.

¿Modificar vacaciones implicaría un cobro adicional de pensiones?

No debería. Cuando se contrata el servicio escolar, se hace por un valor anual. Por facilidad de pago, este se divide en meses, en diez o doce meses, pero en total es un solo valor único al año.
¿Qué pasa con padres y docentes que temen contagiarse?

Si se cumplen con las medidas de bioseguridad, no debería haber riesgo. Vamos a tener que convivir con lo que llaman la nueva normalidad, y uno de esos retos es dejar el miedo.Los padres temen mandar a sus hijos a clase, profesores tienen el mismo miedo. Hay que tomar las precauciones necesarias, pero la sociedad debe seguir.
¿Qué es lo que más le preocupa del modelo?

La discusión es también por la responsabilidad civil de los establecimientos en la salud de los niños. No está claro qué pasa si, en el cumplimiento de un protocolo, el niño va al colegio y allí se contagia.

Ahí viene la posibilidad de demandar a un establecimiento. Puede sonar exagerado, pero es importante preguntarse si la responsabilidad de lo que pase con un niño frente al contagio dependerá del padre de familia o de la institución.
La Escuela Sigue

Por otro lado, Vita habló sobre la iniciativa La Escuela Sigue, realizada por la Mesa Nacional de Educación privada, con la cual se busca realizar una campaña de sensibilización sobre la importancia en el bienestar de las familias que tienen los colegios, instituciones que atraviesan momentos difíciles a raíz de la pandemia.

“A pesar de que haya cambiado de rol, la escuela sigue abierta para poder servir de polo a tierra en este momento donde todos estamos encerrados”, señaló Vita.

La campaña busca, entre otras cosas, resaltar la labor de los colegios, directivos y docentes en estos tiempos de pandemia. Entre otras cosas se realizó un concurso en redes sociales en el que los participantes compartían mensajes inspiradores. Los ganadores podían llevarse una ancheta de libros y un bono por 100 mil pesos

De acuerdo con Vita, esta iniciativa e originó con el fin de resaltar el papel de los colegios en la sociedad: “Las personas tienen unas necesidades económicas enormes, y esta nueva normalidad, además, nos obligó a todos a cambiar nuestro estilo de vida. Esta situación hace que los hogares sufran unos trastornos en el punto de vista psicoafectivo, y los niños lo sienten. En este sentido, la escuela debe ser un ambiente en el que los menores se sigan sintiendo queridos y acogidos”.

Y añadió: “Las escuelas han hecho unos esfuerzos enormes en esta época. La sociedad debe resaltar la labor del docente, que es un héroe que brinda un servicio tan escencial en esta época como el que presta el personal de salud. Con esta campaña queremos resaltar la labor de estas personas”.

Tomado de El Tiempo

Compartir:
Total
1
Shares