Por siempre en nuestras mentes, amigo John Alexánder Pulgarín. Solo muere quien se olvida

1128
Compartir Noticia

Este jueves 20 de diciembre se cumplen 9 años del asesinato de nuestro compañero y amigo John Alexánder Pulgarín. Una gran pérdida. Lamentable, triste. A un ser humano de sus calidades no se le olvida. No quisiéramos honrar su memoria. Quisiéramos tenerlo acá, entre nosotros. Pero así es la muerte, indolente. Así es la violencia, absurda, irracional.

A John Alexánder lo mataron en una ciudad en guerra. En 1991, en Medellín asesinaron a 7.273 personas. Hoy, viernes 21 de diciembre, los homicidios en la ciudad suman 599 en este 2018. Una reducción considerable, dirían los expertos. Nosotros, Análisis Urbano y Corpades, vemos otra cosa: Los homicidios no paran, no se detienen, la violencia sigue cada año sumando muertos a esta guerra absurda que desangra a una de las ciudades más hermosas del país. Qué paradójico y perturbador: Medellín, un paraíso de vida, es una ciudad de asesinos.

A las 3:30 de la tarde del domingo 20 de diciembre de 2009, John Alexánder fue atacado a tiros en la calle 55 con carrera 9A, barrio Las Estancias, sector La Cañada, comuna 8 Villa Hermosa. Lo acompañaban una mujer y un escolta de la Policía que lo custodiaba, quienes resultaron heridos. Tenía 32 años y hacía parte de la Junta de Acción Comunal de ese barrio, fue integrante de la Junta Administradora Local, estudiaba en el ITM, fue candidato al Concejo de Medellín en 2007 por el Polo Democrático y hacía parte de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social, Corpades.

Se destacó por denunciar el proceso de rearme de grupos paramilitares en este sector de la ciudad, la comercialización de drogas, el reclutamiento de menores, el desplazamiento forzado y el constreñimiento a los pobladores de la comuna 8. Por este motivo fueron amenazados de muerte él y su familia, por lo que llevaba los últimos cinco meses anteriores a su muerte refugiado en la sede de Corpades.

Le decíamos la Pipa, de cariño. La Policía llegó mucho después al lugar, desde la estación Candelaria. Se nos hace todavía extraño, puesto que la estación Villatina está mucho más cerca, pero de allí no hubo reacción. El caso es que al llegar los agentes, los recibieron a bala desde la parte alta, presentándose la muerte del uniformado Jorge Andrés Vélez, de 27 años.

La Pipa fue testigo en el proceso judicial que se adelantó al desmovilizado del bloque Héroes de Granada de las AUC, John William López Echavarría, alias Memín, quien, al parecer, siguió delinquiendo luego de haberse vinculado al Proceso de Paz con el Gobierno Nacional.

Desde el año 2008 la estructura delincuencial la Cañada había empezado la comisión de diferentes delitos contra la ciudadanía, entre ellos la elección de alias Memín como presidente de la Junta Administradora Local, mediante intimidación a la comunidad, con el fin de obtener recursos de la administración municipal para utilizarlos en el desarrollo de actividades ilícitas. López Echavarría fue capturado el 16 de mayo de 2009 y condenado a 22 años de prisión por los delitos de desplazamiento forzado, concierto para delinquir y constreñimiento ilegal. Durante el proceso judicial contra alias Memín, fueron asesinados cuatro testigos claves de sus acciones delictivas en la comuna 8.

En junio de 2010 fue detenido alias Cristian, quien habría accionado el arma de fuego que le causó la muerte a nuestro compañero. En febrero de 2011 fue capturado alias el Cagao, cabecilla de la Cañada, desmovilizado del bloque Héroes de Granada de las AUC. Con él fueron capturados alias Frank, de 32 años; alias la Flaca, de 33 años, esposa del Cagao; y otra mujer de 50 años, sorprendida en poder de una pistola 9 milímetros. En 2015 fue capturado en el municipio de Gómez Plata Carlos Mauricio Castrillón, alias Mao, vinculado a este caso. Cuatro personas han sido condenadas como autores materiales de este vil asesinato. Todavía faltan los autores intelectuales, pero eso, sabemos, tal vez nunca suceda.

Hoy recordamos tu partida, pero a diario rememoramos tu vida de lucha, trabajando por los intereses de las comunidades afectadas por la violencia. Por siempre en nuestras mentes, amigo John Alexánder Pulgarín. Como lo cantó el rapero Canserbero, “no se muere quien se va, sólo se muere el que se olvida”.

Compartir Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here