“Lo mejor que pueden hacer es entregarse a la justicia”. Este es el mensaje directo que el presidente Iván Duque les envió a los cabecillas de las disidencias de las Farc, que continúan en actividades al margen de la ley.

Tal advertencia se produjo tras el golpe propinado el fin de semana a Walter Patricio Arizala, alias ‘Guacho’, abatido en desarrollo de la ‘Operación David’, ejecutada por la Fuerza Pública en Tumaco (Nariño).

El mandatario dijo que quienes siguen en acciones ilícitas y no se entreguen a la justicia, “van a recibir toda la capacidad ofensiva, disuasiva y sancionatoria del Estado colombiano”.

El perentorio mensaje del Presidente fue dirigido a hombres como ‘Gentil Duarte’, ‘Rodrigo Cadete’ y ‘Jhon 40’, quienes tras el Acuerdo de Paz con las Farc, se alejaron del proceso.

Frente a ese hecho, el Mandatario afirmó que así como ocurrió con ‘Guacho’ – cabecilla del frente ‘Oliver Sinisterra’-, contra los citados jefes de las disidencias se mantienen operaciones constantes por parte de la Fuerza Pública y de la Fiscalía para debilitar sus estructuras.

“Contra ellos hay operaciones permanentes porque están generando amenazas serias contra la seguridad nacional y la seguridad territorial, y obviamente hay operativos para perseguirlos”, precisó.

Anunció, que tras el abatimiento de ‘Guacho’, las operaciones de la Fuerza Pública contra el frente ‘Oliver Sinisterra’, responsable del narcotráfico en la zona de frontera con Ecuador, no van a terminar allí.

“Tenemos que seguir actuando contra el frente ‘Oliver Sinisterra’, hasta lograr su total sometimiento a la justicia”, agregó.

Gratitud del Gobierno de Ecuador
Como consecuencia del abatimiento de ‘Guacho’, el presidente Duque aseguró que de parte del Gobierno de Ecuador, en cabeza del Presidente Lenín Moreno, hay expresiones de gratitud por el resultado de la operación.

Es de recordar, que ‘Guacho’, jefe del frente ‘Oliver Sinisterra’, era un objetivo común de alto valor para la seguridad de la frontera y porque este hombre fue el responsable del secuestro y posterior asesinato de tres miembros del equipo periodístico del diario quiteño El Comercio, hechos acaecidos entre marzo y abril de este año.

“Hablamos el sábado con el Presidente Lenín Moreno, nos expresó su gratitud con toda la Fuerza Pública de Colombia, hizo además hincapié sobre la cooperación que tenemos en materia de seguridad y obviamente, yo espero, que dado este golpe, sigamos fortaleciendo la relación de cooperación”, puntualizó el Jefe de Estado.

Finalmente, el Presidente les prometió a los familiares de las tres víctimas que el Estado colombiano “no va a desfallecer hasta que se esclarezcan muy bien todas las circunstancias que involucraron ese horrendo crimen”.