Cerca de 2.500 cerdos quedaron atrapados bajo un alud de tierra este domingo 3 de junio en horas de la noche en zona rural del municipio de Venecia, Suroeste antioqueño.

Algunos de los animalitos lograron salvarse de morir aprisionados por la avalancha y buscaron un lugar seguro arriba del desprendimiento. Solo hasta el lunes en la mañana se pudo apreciar la magnitud del desastre geológico que sepultó dos marraneras con capacidad para 1.200 cerdos de ceba, según el dato entregado por lugareños.

El predio, que al parecer pertenece al empresario de origen judío William Halaby, quedó cubierto en su totalidad. Asimismo, la tierra tapó la carretera y esta a su vez presentó desprendimiento de banca.

En el Suroeste, en las últimas semanas, se han presentado tres deslizamientos que han obligado al cierre de vías, como el derrumbe ocurrido el 24 de mayo pasado en la vía La Mansa – Primavera, sector La Huesera, kilómetro 78 + 650.

Asimismo, la vía que conduce del corregimiento Camilo C de Amagá a Fredonia, que tuvo que ser cerrada por desprendimiento de banca en el kilómetro 5, sector La Bonita.

Y, también, el derrumbe en la variante Caldas a la altura del Restaurante Cocorollo.

El Invías trabaja las 24 horas del día para remover la tierra y reconstruir las vías. En el caso de las vías terciarias, corresponde a Venecia, en este caso, resolver el deslizamiento que causó la muerte a cientos de cabezas de ganado porcino.