Una nutrida y pavorosa balacera se registró en horas de la tarde de este jueves 21 de febrero en el barrio Niquía, del municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá.

Según el reporte preliminar, en la diagonal 56 con avenida 45, a eso de las 3:18 p.m., dos personas que se movilizaban en una motocicleta dispararon contra un hombre de unos 30 años que se encontraba en una acera de una de las viviendas del lugar. Murió en el sitio.

Una patrulla de la Policía que estaba cerca del hecho inició la persecución de los sicarios, dándoles alcance apenas a unos metros, a la altura del colegio Concejo de Bello, en la misma diagonal 56 de Niquía. En ese momento se presentó un intercambio de disparos entre los bandidos y la Policía.

Los hombres que se transportaban en la moto resultaron heridos. Una vez fueron neutralizados, la comunidad los atacó a patadas y a puños. El intento de linchamiento se evitó gracias a la presencia de más patrullas de la Policía en el sitio. Los capturados fueron trasladados al Hospital Marco Fidel Suarez de Bello. Los agentes, quienes no sufrieron heridas, se incautaron de dos armas de fuego tipo pistolas y una moto Yamaha DT colorrojo con negro.

Extraoficialmente se conoció que la víctima respondía preliminarmente al nombre de Juan Carlos Rivas, a quien apodarían el Gordo. Sin embargo, esta información hace parte de la investigación que adelantan las autoridades con el fin de conocer tanto las identidades de la víctima como de los capturados, los móviles y las circunstancias.